Eduardo Salvio no olvida sus raíces ni el gran esfuerzo que realizó junto a su familia para llegar al lugar de privilegio en el que se encuentra. En su primer Mundial con la Selección Mayor, el "Toto" relató una conmovedora anécdota con su mamá.

"De chico mi vieja tuvo que dormir en una plaza con tal de verme en una final", confesó el futbolista del Benfica de Portugal en una entrevista a TyC Sports.

Eduardo “Toto” Salvio, junto a Jorge Sampaoli, DT de la selección argentina (Foto: Nicolás Aboaf)
Eduardo “Toto” Salvio, junto a Jorge Sampaoli, DT de la selección argentina (Foto: Nicolás Aboaf)

Mientras se encontraba en las inferiores de Lanús, su equipo alcanzó las instancias finales en un torneo disputado en la ciudad de Lobos, provincia de Buenos Aires. Fue en ese entonces que su mamá decidió ir a verlo jugar en la semifinal, sin importarle que la hipotética final se llevaría a cabo al día siguiente.

"Como no tenía plata para pagar un hotel, durmió en una plaza. Encima llovió y todo. Son cosas que uno ahora piensa. Todo esto que estoy pasando es un premio a ese gran sacrificio que hizo mi vieja. Ella me siguió a todos lados y la verdad que es para valorar", valoró.

SEGUÍ LEYENDO: