Sucedió en una de las últimas jugadas de la práctica matutina, ya lejos de los ojos de la prensa, que solo habían podido seguir los primeros 15 minutos de ensayo en el complejo de Ezeiza. Sergio Romero giró sobre su eje, pero el pie derecho le quedó trabado en el césped. En ese movimiento, algo ocurrió en su rodilla derecha, sintió que "algo se soltó". Y eso generó que se le "trabara" la rodilla. Y lo dejara sin Mundial de Rusia.

Sí, justo la rodilla derecha que se había lesionado con el buzo de la Selección, ante España, tras chocar con Diego Costa en el primer gol de los ibéricos, en aquella fatídica jornada del 1-6, el último amistoso que disputó el conjunto de Jorge Sampaoli.

A partir de allí, miradas de preocupación, el cuerpo médico que ingresó al campo y lo revisó, el rostro de dolor de Chiquito, de 31 años. Enseguida, abandonó el césped: en caliente, ya tenía dificultad para desplazarse.

La lesión que sufrió contra España, en el último amistoso de la Selección (Foto: Reuters)
La lesión que sufrió contra España, en el último amistoso de la Selección (Foto: Reuters)

El cuerpo técnico tomó decisiones rápidamente: el portero del Manchester United abandonó la concentración para realizarse estudios y no estuvo durante el segundo turno de entrenamiento. Las imágenes que difundieron las redes sociales de la selección argentina no lo exhibían, pero todavía la novedad no había corrido, por lo que ninguna alarma había sonado, aún, puertas afuera del bunker.

El análisis de las imágenes fue contundente: la lesión no es grave, pero exige una limpieza de la rodilla; la clásica artroscopía, como la intervención a la que fue sometido Sergio Agüero. El tema es que el Kun tuvo más margen para recuperarse.

La rehabilitación demora entre cuatro y cinco semanas; en consecuencia, recién podría volver a entrenarse cerca del final de la primera fase del Mundial. Demasiada ventaja para una competencia de siete partidos.

El momento del choque con Costa que le dejó la rodilla “tocada” (Foto: Reuters)
El momento del choque con Costa que le dejó la rodilla “tocada” (Foto: Reuters)

El plantel vivió momentos duros en Ezeiza. Sus compañeros lo rodearon de afecto, le preguntaron cómo se sentía; Chiquito se sintió acompañado. Mientras, el cuerpo técnico ya definía cómo resolver su reemplazo.

Alrededor de las 19:30, el ex Racing, AZ Alkmaar, Sampdoria y Mónaco, campeón mundial Sub 20 en 2007 y dos veces representante de Argentina en una Copa del Mundo de Mayores, se retiró del predio; dejando allí su sueño mundialista, con dolor al cuadrado. No podía flexionar la rodilla derecha.