"Argentina tiene que pasar de ronda, porque el grupo es accesible y porque tiene que mejorar. No puede jugar tan mal como lo está haciendo".

Es verdad, Diego Maradona fue consecuente con sus palabras. Después de la derrota de Argentina ante Nigeria en Krasnodar (2-4), el propio ex capitán del combinado nacional se había autopostulado para volver a la dirección técnica como en 2010 luego de aquel golpazo. Pues bien, aprovechó las luces del mundo apenas salió la última bolilla para entregar su mensaje, con Jorge Sampaoli dentro de la audiencia.

REUTERS/Grigory Dukor
REUTERS/Grigory Dukor

Islandia, Croacia y Nigeria serán los primeros obstáculos oficiales para Argentina de cara al sueño del Mundial. En los amistosos de marzo y los de los días previos a la competencia, el entrenador intentará consentir el pedido de Maradona.

Por las dudas, el DT, consultado sobre el tema tras el sorteo, indicó: "Ojalá podamos jugar mejor, mostramos algunos rasgos durante las Eliminatorias, a pesar de las dificultades". Para ello, sacó su as de espadas, (¿para devolverle la gentileza a Maradona?): "Tengo al mejor del mundo y al mejor de la historia", cerró "Sampa", en alusión a Lionel Messi.