El piloto salteño Kevin Benavides aprovechó la etapa cancelada para las motos y se acercó a los jurados para declarar con respecto a lo que ocurrió en la décima etapa en Belén, Catamarca, en la que el competidor realizó 40 kilómetros de más por, según él, un error de la organización.

"Hemos puesto un reclamo formal, como se tienen que hacer las cosas, así que ahora nos han tomado la declaración a mí y a Ricky Brabec y el jurado va a evaluar nuestra declaración y luego tomará una decisión respecto al tema", aseguró el argentino a Infobae.

"El punto estaba abajo del puente, nosotros hicimos una vuelta y al pasar por allí hemos largado desfasados, por eso es el reclamo que estamos haciendo a la organización. Después de los ocho participantes que pasamos primero, se mostró un cartel que decía 'recalar'. Había información no igualitaria para todos", detalló Benavides, que por ese error de roadbook y gps perdió la punta y quedó en segundo lugar, por detrás de Matthias Walkner.

El número 47 de Honda afirmó que esperan que el tema se resuelva favorablemente, que se devuelva el tiempo sería lo correcto por lo que ocurrió. La otra opción que se le propuso al jurado fue la cancelación de esa parte del trazado.

Con respecto a lo que resta de competencia, el salteño se mostró muy enfocado en su objetivo: "Hay que seguir haciendo lo que venimos haciendo, apretando y tratando de ir lo más concentrados posible. Nada está dicho hasta que se baja la bandera".

Finalmente, también habló del estado de salud de su hermano menor, quien sufrió un duro golpe en el trayecto Salta-Belén y terminó hospitalizado. "Luciano está en casa, ya estable. Estoy contento de que ya esté en mi casa, fuera de peligro y recuperándose".

Hasta el momento, Kevin Benavides se ubica segundo a 32 minutos del austríaco, quien tiene un tiempo general de 36 hs 33'37". Si la decisión del jurado es favorable, el argentino ascenderá al primer lugar, ya que podrían reintegrarles los 40 minutos perdidos.

LEA MÁS: