Tite, de 58 años, busca coronar la Copa América con un título (Foto: REUTERS/Michael Dalder)
Tite, de 58 años, busca coronar la Copa América con un título (Foto: REUTERS/Michael Dalder)

Argentina y Brasil juegan mucho más que una semifinal de la Copa América en Belo Horizonte. Para el dueño de casa, pesa su condición de local, el golpe retroactivo del 7-1 ante Alemania en el Mundial que organizó en 2014, la sensación imperante de que llega más y mejor armado al cruce. Para la Albiceleste, los 26 años sin títulos a nivel Mayor, la sequía de Messi y el hecho de contar con él, el temor por una estructura que no llega del todo sólida a una instancia inquietante. Pues bien, Tite, el entrenador del "Scratch" no tuvo temor a la hora de expresar sus sensaciones en el umbral de un Superclásico con condimentos extra.

"Ayer no logré dormir bien, hace un par de días que me sucede. Soy humano. Me despierto y quiero ver mis papeles. Es que queremos una victoria grande, queremos ganar siendo mejores", señaló el ex entrenador de Corinthians, Palmeiras, Gremio y Atlético Mineiro.

Bajo su conducción, Brasil basó su fortaleza en la solidez antes que en el "jogo bonito". En un ciclo de 40 partidos que ha tenido más ponderación del orden que la estética, la "Canarinha" ha encajado solo 10 goles y solamente sumó dos derrotas. Pura solidez.

"Brasil está en una etapa de renovación y Argentina tiene nombres que no se discuten. Y ha mejorado colectivamente, tiene mayor solidez. Somos rivales porque uno rivaliza con quien tiene admiración", dijo sobre el encuentro que se disputará en el Mineirao.

También se refirió a Messi y a cómo intentar bloquear su talento, más allá de que el capitán de Argentina todavía no mostró su mejor versión en el certamen continental, algo que incluso admitió luego de la victoria frente a Venezuela. "No se puede neutralizar a Messi, como tampoco se puede anular a los buenos jugadores en los momentos decisivos, como Coutinho, firmino o Willian. cuando tienen que aparecer, aparecen. Sí se los puede intentar disminuir", dio a conocer parte del plan quien se hizo cargo de su selección cuando estaba en el 6° puesto de la clasificación de las Eliminatorias Sudamericanas para Rusia 2018. Terminó asacando pasaje en la primera ubicación, y con holgura. Pues bien, ahora va por una vuelta olímpica en Brasil. Aunque el tránsito lo haga pasar más noches en vela.

SEGUÍ LEYENDO: