Aquel reacio defensor que llevó la camiseta argentina como bandera durante tantos años se transformó en un analista deportivo que aporta una cuota de picardía constante en cada irrupción mediática. Oscar Ruggeri está dando que hablar con su show en la Copa América y desde las playas de Río de Janeiro sacó a relucir todo su repertorio.

El mozo brasileño Paulo César apareció en el medio del programa 90 Minutos que se emite Fox Sports para ofrecerle al "Cabezón" y a Sebastián Vignolo "dos jugos de naranja en memoria del 90, de Branco".

"¿Mi compañero puede tomar esto o se va a quedar dormido?", consultó el conductor al brasileño. "¿Está bueno esto? ¿no pusiste nada?", lo desafío Ruggeri, al mismo tiempo que con sus dedos tiraba un poco de jugo al costado.

"Está bueno eh… ¡Me ve Bilardo haciendo esto y me mata!", bromeó el ex futbolista de 57 años. "Te voy a esperar un rato a vos, si en media hora seguís hablando y estás bien, tomo", continuó Ruggeri con Vignolo, después de haber tomado apenas un trago del "jugo de Branco" entre risas.

Pero no fue todo: el show del "Cabezón" siguió adelante y desafío al propio Vignolo y al periodista Marcelo Benedetto a tirarse al mar. Se sacó la gorra y corrió con sus bermudas de jean y la chomba para llegar primero.

Una vez dentro del agua, persiguió a Benedetto, lo hizo caer y luego se le lanzó encima. "¡Pará que me ahogo me decía! Me estás ahogando", comentó ante el micrófono.

El defensor había sido noticia también en las últimas horas tras ofrecerse como reemplazante de César Luis Menotti en el cargo de director de selecciones nacionales que el DT campeón del mundo en 1978 asumió hace algunos meses atrás. Al mismo tiempo, montó su propio show en el medio de un amistosos en tierras brasileñas: desafío a unos muchachos locales para jugar y, luego, les recordó el gol de Claudio Paul Caniggia en el partido de octavos de final en el Mundial de Italia 1990.

Seguí leyendo: