Agüero y Messi, en un momento de distensión durante el entrenamiento en el predio del Vitoria (Foto: @Argentina)
Agüero y Messi, en un momento de distensión durante el entrenamiento en el predio del Vitoria (Foto: @Argentina)

A 300 metros de la favela "Planeta dos Macacos" (Planeta de los monos) y a unos 25 minutos promedio de Itapuan, Pituba, Artistas y Porto da Barra, las famosas playas de Salvador de Bahía. Rodeado de fuertes medidas de seguridad y lejos del fuerte movimiento turístico de esta ciudad balnearia, el aislamiento caracteriza la estadía del plantel de Argentina en la sede donde el próximo sábado debutará en la Copa América ante Colombia, en el estadio Arena Fonte Nova.

Por el lobby del Novotel Hangar Aeropuerto caminan con frecuencia agentes policiales vestidos de marrón: hay hombres y mujeres que siguen con atención los movimientos que se realizan en cada sector del hotel. En ese marco, hay una materia imposible incluso para quienes están alojados en el mismo sitio que la Selección: bajar en el tercer piso. Cuando el ascensor se abre allí, hacia la derecha y hacia la izquierda hay dos patovicas que impiden el acceso a ese piso en el que los 23 futbolistas de la Selección permanecerán hasta el próximo domingo a la tarde, cuando viajarán a Belo Horizonte para esperar el encuentro del miércoles 19 ante Paraguay, en el Mineirao.

El resto de la delegación argentina (cuerpo técnico, dirigentes, médicos y utileros) se encuentra alojado en el segundo piso y allí las medidas de seguridad son importantes pero menos extremas. "En el piso de los jugadores hay un montón de policías. En el nuestro estamos muy protegidos pero sin tanta presencia policial", comentó a Infobae un integrante de la delegación.

Las características del hotel, un cuatro estrellas que queda a doce minutos en auto del aeropuerto, no son del agrado de los futbolistas. Acostumbrados a hoteles lujosos y con todas las comodidades, Messi, Agüero y compañía pasan sus horas en un cuatro estrellas cuyas habitaciones son más bien pequeñas y con las camas casi pegadas. El gimnasio del hotel tiene apenas dos cintas y dos bicicletas fijas, además de escasos elementos para realizar trabajos de musculación. En definitiva, el gimnasio no es apto para un entrenamiento físico en el hotel. Y la pileta tiene un tamaño tan pequeño que -si quisieran- los jugadores no podrían usarla todos juntos al mismo tiempo.

Por lo bajo, los jugadores se quejan porque los aires acondicionados de las habitaciones son bastante ruidosos. Si dormir sin compañías puede considerarse un privilegio, el único que goza de él es Agustín Marchesín, el tercer arquero en la consideración de Lionel Scaloni detrás de Franco Armani y de Esteban Andrada, quienes comparten una de las habitaciones.
En líneas generales, las duplas conviven de acuerdo a diferentes afinidades: Lionel Messi y Sergio Agüero son viejos amigos, Angel Di María y Giovanni Lo Celso fueron compañeros en el PSG, Paulo Dybala y Roberto Pereyra jugaron juntos en la Juventus, Renzo Saravia y Marcos Acuña tienen a Racing en común, Ramiro Funes Mori y Pezzella formaron parte de los primeros River de Marcelo Gallardo. También conviven bajo el mismo techo Guido Pizarro y Leandro Paredes, Lautaro Martínez y Matías Suárez, Milton Casco y Juan Foyth, Nicolás Tagliafico y Guido Rodríguez, y Nicolás Otamendi y Rodrigo De Paul.

El Novotel Salvador Hangar Aeroporto Hotel, donde se aloja Argentina. Se trata de una edificación de nueve pisos y 190 habitaciones: es un cuatro estrellas, y algunas de las comodidades no son suficientes para la delegación
El Novotel Salvador Hangar Aeroporto Hotel, donde se aloja Argentina. Se trata de una edificación de nueve pisos y 190 habitaciones: es un cuatro estrellas, y algunas de las comodidades no son suficientes para la delegación

Scaloni dispuso que todos los entrenamientos sean a las 18 para que los jugadores se adapten al horario del debut ante los colombianos, que será a las 19. El escenario dispuesto por la Conmebol es el estadio del Esporte Club Vitoria, un club fundado en 1899 que actualmente milita en la Serie B del Brasileirao. La cancha, con forma de herradura (la tribuna faltante es en uno de los laterales) tiene una particularidad: está enclavada en una suerte de pozo y el predio parece formar parte de un hundimiento de la ciudad, conocida como la Roma Negra por la belleza de su casco histórico y por ser considerada la de mayor porcentaje de negros fuera de Africa.

SEGUÍ LEYENDO: