El otro lado del Indio Daniel Vega, ex arquero de River: su perfil político y la relación con la comunidad aborígen de Neuquén

El ex arquero del Millonario, que actualmente se desempeña en San José Earthquakes, busca romper con el estereotipo del futbolista: “La gente piensa que somos todos millonarios o que vivimos con un bolso Louis Vuitton en el brazo, y no es así”

jgagliardi@infobae.com
Daniel Vega es el arquero titular de los San José Earthquakes, equipo de la MLS dirigido por Matías Almeyda (Shutterstock)
Daniel Vega es el arquero titular de los San José Earthquakes, equipo de la MLS dirigido por Matías Almeyda (Shutterstock)

En muchas ocasiones a los futbolistas se los cataloga como a personas que se encierran en su mundo lleno de lujos y viven alejados de la realidad. Sin embargo, otros buscan romper ese estereotipo, esa “burbuja” y que sus pensamientos salgan a la luz.

Este es el caso de Daniel Indio Vega, actual arquero del San José Earthquakes de la Major League Soccer. El ex River y Nueva Chicago, en diálogo con Infobae, optó por mostrar su lado político y social. Se expresó a favor de la educación y salud pública y respaldó las medidas que tomó el presidente Alberto Fernández en medio de esta pandemia provocada por el coronavirus.

¿Cómo está pasando esta cuarentena?

Bien, con mi familia. Tratando de cumplir con todo lo que nos piden. Mantener la distancia, salir lo menos posible. Por ahora, todo tranquilo.

¿Cómo vio las medidas que tomó Alberto Fernández en Argentina?

Las valoro. Sé que es un momento difícil para un montón de gente, pero esto es algo que está sucediendo mundialmente. Es algo que está fuera del alcance de un montón de personas. Es todo a prueba y error. Sé que es un esfuerzo muy grande el que tenemos que hacer como ciudadanos. Después, depende de la responsabilidad de la gente. Creo que nosotros somos los primeros responsables. El Gobierno toma medidas para cuidarnos y nosotros tenemos que tener la responsabilidad, cada uno como ciudadano, de tener empatía con el de al lado y tratar de cuidarnos. Más allá de cualquier Gobierno.

A la distancia, ¿cómo ve a Argentina?

Tengo un gran cariño por mi país. SI bien hace 6 años que estoy afuera por una cuestión laboral, me interesa la política. Me trato de informar. Nos tocó un cambio, un cambio esperanzador, después de 4 años que fueron muy malos para mi modo de ver. Pensamos que íbamos a progresar y no lo hicimos. Al contrario. Este año lo comenzamos con esta pandemia, que el mundo en sí es un caos. Esto afecta a poder encontrar algún progreso este año. Pero estoy esperanzado en que las cosas van a cambiar. Siempre es esperanzador ver a un nuevo presidente.

Dijo que le interesa la política. ¿Se ve militando en un futuro?

Me gusta, pero no sé si militando para algún partido. No descarto nada. Hay cosas que me gustan de la política, y cosas que no. Ser fanático de un político me parece una estupidez muy grande. Mi padre ha sido peronista toda la vida, ha militado y participado en la política. Aprendí mucho de él, de cómo la gente de mi barrio lo quería y él trataba de ayudar a toda la gente con un comedor para 150 personas. Vi también cómo se frustraba. Me gusta la posibilidad de ayudar a la gente. Pero también hay muchos intereses, es un ambiente bastante sucio. Si algún día me toca, no lo descarto. Hoy no lo pienso, porque quiero seguir metido en el fútbol, que es lo que más me gusta.

Daniel Vega, junto a su padre, Mario Vega (@danielvegaok)
Daniel Vega, junto a su padre, Mario Vega (@danielvegaok)

Matías Almeyda me contó que le gustaría en un futuro ser intendente de Azul. ¿Alguna vez se lo comentó?

Con Matías siempre tenemos conversaciones. Él tiene su punto de vista. Yo valoro mucho cuando uno tiene su idea de país, de gobierno. Cuando discuto con Matías, él la tiene. Tuvimos debates, porque tenemos distintos puntos de vista. Tenemos diferentes ideas, pero también tengo amigos con los que debato pero siento que dicen cosas que dicen otros, que no es lo que realmente piensan ellos. Cierta parte del periodismo le hace muy mal a la sociedad. Opinan por conveniencia, no son objetivos. Y lo digo de las dos partes. Tanto los opositores como los oficialistas. Me cuesta mucho ver la televisión. Trato de sacar mis propias conclusiones. Por ejemplo, lo de la pandemia se ha politizado mucho. Muchos quieren sacar rédito o desestabilizar. Es innegable que hay ciertos intereses. Cada uno tiene que sacar sus propias conclusiones. Me identifico mucho con las políticas que se toman, no con los políticos. Eso es lo que hay que saber diferenciar. Uno no se tiene que inclinar por el político en sí, sino por las políticas que emplea cada partido. Eso es lo que me hace inclinar por uno o por otro.

Me gusta más hablar de este tema que del deportivo. Todo el mundo sabe cómo estamos entrenando. Es lindo que la gente sepa lo que uno piensa, porque la gente piensa que somos todos millonarios, que vivimos en una burbuja. Mismo a compañeros escuché decir eso. Vive el que quiere en una burbuja. Yo no vivo en una burbuja. Yo elijo a mis amigos, veo la realidad. Uno de mis amigos trabaja en un almacén, otro en una empresa petrolera, y son ellos mis amigos. Son con los que como asado, y cuando voy allá no tratan de sacar ventaja por mi situación de futbolista. Vivo con la realidad. Sé que en algún momento se va a terminar esto y no sé si tendré que salir a trabajar o si podré seguir viviendo del fútbol.

Dijo lo de la burbuja, pero son pocos los futbolistas que se animan a hablar por fuera de lo futbolístico

No tomo mi profesión como general. En la burbuja vive el que quiere. Yo trato de mirar todo, de informarme de todo. Me gusta saber de política, de religión, de todo. Cuando no sé de algo no opino sin saber, y trato de ser objetivo con un montón de cosas. Yo tengo mi posición política, pero cuando veo que se equivocan en algo lo digo. Yo no me fanatizo. Estoy en contra de eso. Soy una persona que no tengo problema en hablar, soy una persona normal. Puede que sea conocido por ser futbolista, pero somos personas.

Se hizo una figura del jugador del fútbol que no es real. Que somos todos europeos, o que vivimos con un bolsito Louis Vuitton bajo el brazo o con una remera Armani. Y no es así. Será un sector, pero es como todo. También se dice que los jugadores de fútbol son mujeriegos, o de las botineras. Y no es así. Mi mujer no tiene nada de botinera. Tengo una compañera que me aguanta, que se pone al frente de la casa, que cuida a mis hijos. Ella hace un esfuerzo grande al dejar de estudiar por seguirme. Yo la valoro mucho, es una gran compañera. Se preocupa por mí y por mis hijos. Me da un poco de bronca, no somos todos así.

Ahora gobierna Trump en Estados Unidos, que no tiene una mirada alentadora para los latinos. ¿En el vestuario de San José se hablan de estos temas?

Si bien hace 5 años que vivo acá en Estados Unidos, aún no encontré a alguno que esté muy involucrado en lo que respecta a la política norteamericana. Hay muchas cosas que están bien acá, pero también muchas que no. Todos los países tienen sus cosas buenas o cosas malas. En ese sentido, en el vestuario los chicos no hablan. Ellos salen de la facultad y están muy preparados. Tienen un título, cosa que en nuestro fútbol no pasa. La mayoría no termina la secundaria por dedicarse al fútbol. Hay algunos que quieren al presidente, otros que no, pero no te dan muchos fundamentos.

Daniel Vega analizó el modelo de Estados Unidos y explicó por qué no se puede llevar adelante en Argentina (Shutterstock)
Daniel Vega analizó el modelo de Estados Unidos y explicó por qué no se puede llevar adelante en Argentina (Shutterstock)

Muchos idealizan a Estados Unidos. ¿Cree que es un modelo que se debe adoptar en Argentina?

Hay cosas que funcionan muy bien acá, la verdad. Hay otras con las que no estoy de acuerdo, o me chocan un poco, como el tema de la salud o la educación. La universidad es muy cara, la salud también. Vos adquirís una deuda para poder llegar a eso. También hay inseguridad. No como la que se ve en nuestro país, pero se ve. No obstante, es un país que me gusta muchísimo. Hay cosas que en Argentina no se pueden implementar, creo que ya es un poco tarde. Culturalmente no estamos preparados para un cambio así.

Entonces, ¿está a favor de la escuela y salud pública?

Sí, siempre. Es algo que tenemos derecho. Creo que es un derecho que no debemos perder. Si te enfermas necesitás que alguien te atienda. Necesitás estudiar. El Gobierno te da herramientas para que uno crezca. Estoy muy a favor. Se le debería dar más importancia y valor.

En una oportunidad dio una charla para una comunidad aborígen (para Colipilli, un pueblo pequeño en el norte neuquino)

Tuve la oportunidad de ir con mi papá. Ahora que voy poco a Argentina se me hace difícil. Me invitó un amigo de mi papá, que colabora con gente del norte neuquino. Me crié de chico yendo a escuchar a Rubén Patagonia, los hermanos Berbel. Esas cosas se han perdido. Nos enseñaron mucho sobre nuestra cultura. Esas cosas me encantan, me llenan. Soy curioso, me encanta saber cómo viven, cómo piensan. Cuando me hacen ese tipo de invitaciones, ni lo dudo. Mi mujer sabe que nos quita un día de vacaciones con la familia, pero sabe que a mí me gustan ese tipo de cosas y las acepta porque me llenan mucho.

Estoy en deuda con ellos porque no pude volver. Tengo que volver a ir, es una promesa que tengo. Me invitaron a una fiesta muy privada que tienen, donde le agradecen a al tierra. Quería participar, porque no invitan a casi nadie. No pude ir por trabajo, pero es algo muy lindo.

¿Qué le llama la atención?

Me llama mucho la atención cómo viven, la unión que tienen. No viven de lo material. Ellos viven sin las preocupaciones innecesarias que tenemos nosotros. El mundo evolucionó mucho y ellos se han quedado en lo más esencial, como la luz, gas... También son un pueblo olvidado, porque se los visita solo cuando hay elecciones. Me interesó un montón de cosas sobre ellos. Cómo están organizados culturalmente, lo que hacen para convivir.

Tu apodo es Indio, pero no tiene descendencia aborigenla familia

Me hubiese gustado, pero no. El apodo es por mis rasgos faciales, que son obvios. Fue por una persona en la pensión que me decía que me parecía a un indio de la película La nave de los locos. Es un apodo que me encanta. Lo llevo con mucho orgullo.

Daniel Vega, tras debutar en Nueva Chicago, jugó en River Plate (FOTO NA:Mariano Sanchez)
Daniel Vega, tras debutar en Nueva Chicago, jugó en River Plate (FOTO NA:Mariano Sanchez)

SU PRESENTE EN SAN JOSÉ EARTHQUAKES DE LA MLS:

¿Cómo ve al equipo para esta temporada?

Habíamos arrancado. Solamente jugamos dos partidos. Después nos tocó el tema del virus. Para esta temporada estábamos ilusionados con los playoffs, pero ahora veremos. Esto cambió todo. Volvimos a cero. Hay incertidumbre sobre cómo y cuándo volveremos

¿Qué le sorprendió de la liga?

Me gusta mucho porque es muy organizada, hasta en los más mínimos detalles. También me agrada que a la cancha puede ir mi familia y pueden disfrutar del espectáculo. No hay peleas. La gente viene a ver un espectáculo. Así es como se debería tomar. Mi mujer y mis hijos lo disfrutan muchísimo. También hay mucha competencia y presión por parte de los dueños de los equipos. No es una liga relajada, como para disfrutar tus últimos años de carrera. Si acá no rendís, te lo hacen saber. Es una liga que exige mucho.

Enfrentó a Wayne Rooney, Bastian Schweinsteiger y Zlatan Ibrahimovic. ¿Cómo fue esa experiencia?

Nosotros somos el clásico de Los Angeles Galaxy. Cuando jugamos contra ellos cambiamos de estadio porque es impresionante la gente que viene. Zlatan me sorprendió lo gigante que es. Es grandote, pero cuando lo ves es grande de verdad. Madre mía, es un gigante. Con Rooney también me tocó jugar. Son jugadores a los que uno admira por su trayectoria y todo lo que han ganado. Soy un agradecido de haber jugado contra ellos

En California viven varios famosos, ¿se cruzó con alguno?

No, la verdad que no soy de salir mucho. No me gusta mucho ir a la ciudad, me gusta más ir a las afueras para ver los paisajes, los lagos, alguna ciudad vieja. Acá cerca de donde vivimos supuestamente se estaba filmando la nueva película de Matrix. Y dicen que Keanu Reeves estaba tomando un helado. Pero no tuvimos la oportunidad de cruzarnos a ninguno.

Daniel Vega junto a Marcelo Gallardo y Nicolas Sanchez en su paso por River (FOTO NA)
Daniel Vega junto a Marcelo Gallardo y Nicolas Sanchez en su paso por River (FOTO NA)

LA EXPERIENCIA EN MIAMI FC JUNTO A PAOLO MALDINI Y ALESSANDRO NESTA:

¿Le sorprendió algo de la ciudad?

Todos dicen Miami, Miami, pero no me sorprendió del todo. No es una ciudad que me impactó. Si hubiese ido de vacaciones no sé si hubiese regresado. No sé si la elegiría como lo hacen muchos para ir de vacaciones todos los años. El clima es duro, hay mucha humedad. Creo que California es el mejor estado de Estados Unidos, por el clima y los paisajes que tiene. Miami tiene lo suyo para la juventud, pero para los casados es complicado. Miami tiene eso, es una ciudad más para ir de novio o soltero. TIene el pecado ahí, convivís con la tentación. Yo soy muy tranquilo, nunca fui de salir de noche.

Alessandro Nesta fue su entrenador. ¿Cómo fue la experiencia?

Sí, fue mi entrenador y el propietario del club era Paolo Maldini. Con Alessandro tuve una grandísima relación. Comenzó su carrera ahí, fue su primera experiencia. Ganamos un torneo con él. Es un entrenador con mucho futuro. Hoy está en un equipo de segunda división en Italia, que está peleando por ascender (Frosinone actualmente se encuentra en zona de Playoffs). Me gustó mucho haberlo tenido como entrenador. Gracias a él pude conocer a grandísimos jugadores, grandes figuras. Fue una linda experiencia.

¿A quiénes conoció?

Costacurta vino a verlo. También Ciro Ferrara, Ronaldo, Vieri. Todos los italianos que pasaban por Miami iban a visitarlo a a él y veían a los entrenamientos. Cuando estábamos entrenando, la Juventus vino a disputar un torneo amistoso e hizo la pretemporada en nuestros campos de entrenamientos.

¿Cruzó alguna palabra con ellos?

Con Dybala hablé, nos conocíamos de haber jugado en contra. Recordamos el torneo ese de la B Nacional cuando jugamos. Era un chico muy humilde. También tengo una linda anécdota con Trezeguet. Una noche me mandó mensaje para acompañarlo a una cena, cuando estuvo acá con la Juventus. Era una cena de camaradería para el plantel de Juventus. Me tocó cenar con Shevchenko, Paolo Maldini, Vieri, Nedved. Por dentro decía ‘mirá todos los jugadores que están acá’. Ellos contaban anécdotas de su pasado. Traté de escuchar y disfrutar el momento.

EL DURO MOMENTO QUE LE TOCÓ VIVIR EN RIVER:

A Daniel Vega le tocó atajar en un duro momento de River (Foto NA: Eduardo Edmundo Seval)
A Daniel Vega le tocó atajar en un duro momento de River (Foto NA: Eduardo Edmundo Seval)

¿Qué recuerda de su paso por River?

Fue un momento muy duro para nosotros como jugadores. Lo sufrimos más que disfrutarlo, por la presión que había para volver a Primera por parte de todos los sectores, ya sea hinchas, dirigencia, periodismo. Nosotros tuvimos que absorber todo eso y fue duro. Con el tiempo ojalá se valore mucho, porque costó mucho. Si no lo hubiésemos logrado en ese primer año hubiese costado mucho volver a Primera porque se iba a jugar con mucha más presión. Fue un objetivo que logramos cumplir y que se sufrió más de lo que se disfrutó.

Le tocó tomar el arco en un momento difícil para River, ¿cree que eso le jugó en contra?

Me tocó jugar el Nacional B, y por ahí la gente necesita cambiar también. Creo que había cumplido mi ciclo en River. Cuando se renueva todo para la vuelta en Primera creo que necesitaba el cambio. Sentí que había cumplido mi ciclo en River.

¿Por qué dice que el descenso de River le enseñó a disfrutar del fútbol?

Porque antes me hacía mucho problema sobre lo que podía decir un periodista o un hincha en una red social. Aprendí a convivir con todo ese tipo de cosas, saber que cualquier tarado te puede decir cualquier cosa. Esas personas no son las que el día de mañana se van a quedar con vos. No le tenés que dar importancia. En el fútbol también hay intereses, y algunos critican con mala intención, con mala leche. Hoy a muchos programas deportivos no los podés ni mirar. Aprendí a no hacerme problema. Me costó mucho ser jugador de fútbol, cumplir el sueño de la mayoría de las personas en Argentina. Y a mi me tocó jugar en River, que es una de las máximas cosas que te puede pasar. En Argentina soñás con ser futbolista, antes que doctor o ingeniero. Bien o mal, cumplí mi sueño. Lo aprendí de grande, y me ayudó en mi rendimiento.

Daniel Vega le contiene un penal a Daniel Rolfi Montenegro (Foto NA: GUSTAVO FIDANZA)
Daniel Vega le contiene un penal a Daniel Rolfi Montenegro (Foto NA: GUSTAVO FIDANZA)

Cuando Cappa dijo “mirá la pelota que sacó este sin manos”, ¿cómo lo tomó?

Fue algo no para mí, sino más para él. ¿Cuándo se le puso subtítulos para leer los labios a alguien? Nunca. Fue la primera vez y me tocó a mí ser el arquero. Esa imagen habla del daño que querés hacer. Eso es lo que no me gusta a mí. Luego lo hablé con él, tuvimos una buena relación en River. Lo entendí. Nos dicen sin manos desde que somos chiquito. Es un lenguaje que está incorporado en el vestuario. Sí le afectó a mi viejo. En ese momento a mí también, pero hoy me río. El día de mañana, cuando sea viejo, voy a poder decir que jugué tanto tiempo en Primera División y en River. Estoy en la historia de River, se quiera o no. Los recuerdos van a quedar en mi cabeza. Lo lindo y lo malo me quedará a mí.

En su momento Almeyda dijo que River iba a ser el Barcelona de Sudamérica, pero varios se rieron

Es la costumbre que tenemos como sociedad. Primero nos reímos de algo, no creemos en la capacidad de otra persona. Matías debbería ser más valorado por lo que hizo. Sin experiencia se puso una mochila muy pesada y lo devolvió a Primera, y de la manera que lo hizo, uniendo al grupo. Hay muchas cosas que él no las va a contar, pero hizo muchas cosas para estabilizar el club. Él quería la unión para el club. Debe ser más reconocido lo que hizo. Le tengo mucho cariño a Matías, sabe mucho de fútbol. Es muy inteligente

¿Qué fue lo que hizo?

Matías estaba en todos los detalles. Si nosotros estábamos bien, si cobrábamos. Buscaba la unión entre los dirigentes, buscaba que todos tiráramos para adelante. Hay cosas que uno no las va a contar porque no vienen al caso, pero siempre estuvo pensando en River. Por ahí el tema Cavenaghi y Dominguez le afectó, pero hay cosas que la gente no sabe y los entrenadores deben tomar decisiones; uno puede estar de acuerdo o no.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Le dijo no al Manchester United y dejó el fútbol para seguir su fe, tuvo cáncer, malaria y fue figura en un Mundial: las mil vidas de Carlos Roa

Matías Almeyda, íntimo: cómo superó la depresión, la transformación de River “en el Barcelona” y su intención de participar en política

PSG reconoció que tiene a Marcelo Gallardo en su agenda: qué lo puso en la mira de los grandes de Europa