Alario reviviño su convulsionada salida de River REUTERS
Alario reviviño su convulsionada salida de River REUTERS

Pese a llevar casi tres temporadas en el Bayer Leverkusen, Lucas Alario aún recibe el cariño de los hinchas de River. El delantero fue una de las piezas claves en el elenco de Marcelo Gallardo que se adjudicó la Copa Libertadores 2015, aunque tiempo después, el delantero forzó su salida del Millonario y se fue a Alemania de una forma convulsionada.

Es así que el propio goleador revivió su transferencia a Europa ya que en su momento, a mediados de 2017, no fue vista con buenos ojos por parte del mundo River. “Después de venir para Alemania no hablé con Gallardo. Conociéndolo no creo que se haya enojado cuando me fui de River. Tampoco hablé con D’Onofrio, entiendo que cada uno defienda su posición. Habría que preguntarle a él. Me despedí como amigo, agradeciéndole todo lo que había hecho por mí. De mi parte está todo bien. Le deseo lo mejor a la institución", explicó el Pipa en diálogo con Super Mitre Deportivo.

Más allá de su polémica despedida del elenco de Núñez, Alario solo tuvo palabras de elogio para el Muñeco. “Es uno de los mejores entrenadores del mundo. Me marcó muchísimo en mi carrera, me hizo crecer mucho, tiene esa facilidad de sacarle lo mejor a cada jugador. Gracias a él y a mis compañeros tuve la chance de venir a Alemania”, aseguró.

Alario no dudó en definir a Gallardo como uno de los mejores DTs del mundo
Alario no dudó en definir a Gallardo como uno de los mejores DTs del mundo

Cabe recordar que en agosto de 2017, cuando apenas restaban unos días para que finalice el mercado de pases, el club alemán ejecutó la cláusula de rescisión del futbolista por 24 millones de euros y se quedó con el Pipa pese a que las intenciones de la Banda eran seguir contando con el goleador.

Además, el santafesino de 27 años reveló que le molestó que su ex club no se haya podido consagrar en la última Superliga, de la que se terminó coronando Boca. "Me dolió como perdió el campeonato River, una tristeza, porque eran 6 o 7 partidos en lo que los demás equipos iban a dar pelea; pero este resultado no tapa las buenas cosas que se hicieron”, expresó.

Desde su llegada a la Bundesliga, el Pipa alternó buenas y malas hasta que consiguió asentarse en el equipo. Tras dos años y medio, el atacante acumuló 90 partidos jugados y convirtió 35 goles. “Individualmente yo quiero seguir creciendo en el club, mejorando, si me toca estar en la Selección bienvenido sea. Uno trabaja siempre para poder estar, lo máximo que un jugador puede obtener es vestir la camiseta de la Selección”, concluyó.

Seguí leyendo: