Diego, el último sábado en la Bombonera (REUTERS/Agustin Marcarian)
Diego, el último sábado en la Bombonera (REUTERS/Agustin Marcarian)

La pandemia de coronavirus llegó a la Argentina: el Gobierno nacional confirmó 31 infectados (uno de ellos falleció) y tomó varias medidas para evitar su expansión, como el decreto de emergencia sanitaria por espacio de un año, la o la suspensión por 30 días de todos los vuelos provenientes de Estados Unidos, Europa o China. En lo que al deporte respecta, el Ministerio de Turismo y Deporte le comunicó a la AFA la restricción de público en los partidos de toda las categorías, incluida la Copa de la Superliga: todos se jugarán a puertas cerradas.

A nivel continental, la FIFA aceptó postergar las dos primeras fechas de las Eliminatorias de cara a Qatar 2022, que estaban pautadas entre el 26 y el 31 de marzo (la Albiceleste recibía primero a Ecuador y luego visitaba a Bolivia en La Paz). Y la Conmebol confirmó la suspensión de los partidos de Copa Libertadores que se iban a disputar la próxima semana; de esta forma, de no recrudecer la transmisión de la enfermedad, la actividad en la máxima competencia a nivel clubes de Sudamérica regresaría recién la segunda semana de abril.

En este contexto, Diego Maradona, actual entrenador de Gimnasia La Plata (que este viernes recibe a Banfield, por el certamen local) les dedicó un mensaje de apoyo a sus seguidores italianos (el país es uno de los más afectados; hoy registra más de 15.000 contagiados y más de 1.000 muertes por el COVID-19) y les dejó una serie de consejos a los argentinos para afrontar la situación.

La publicación del astro
La publicación del astro

“Yo viví 7 años en Nápoles. Ahí tengo familia, mucha gente a la que quiero y que me quiere. Italia es parte de mi vida, y quiero mandarles un mensaje de apoyo en este momento difícil. Allí todos tomaron consciencia de que deben quedarse en sus casas”, comenzó su comunicación, la que acompañó con una imagen suya en el Napoli.

Yo espero que en Argentina reaccionemos a tiempo. Algunos se burlan, pero la verdad es que el sábado pasado acá nadie hablaba de pandemia, TODOS nos saludamos con un beso y los estadios estaban repletos. Pero bueno, cada uno compra lo que quiere que le vendan. Yo espero que todos podamos salir adelante de la mejor manera. Allá y acá. Es difícil educar a un país en 15 minutos, y esto se resuelve con educación, con obediencia y con respeto. Mucha suerte a todos!!!”, concluyó el astro, de 59 años, que trabaja para mantener al Lobo en la élite (hoy se ubica en el último puesto de la tabla de promedios).

SEGUÍ LEYENDO: