La primera parte del show de Pagani

Se pudo advertir en la conferencia de prensa posterior al gran triunfo de Boca 3-0 ante Liga de Quito, por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. A Gustavo Alfaro, entrenador del Xeneize, le habían dolido las críticas en la previa por el plan al que apeló para sufrir menos el impacto de los 2.850 metros de altura: viajó con el plantel 48 horas antes del partido, cuando los manuales indicaban que lo mejor era trasladarse una semana antes para aclimatarse, o llegar sobre la hora del inicio del duelo.

"Uno no puede estar en una tribuna pública y discutir cosas que no se sabe desde qué lugares se dicen (en relación a la altura). Escuché muchas cosas que no me parecieron justas. No me sorprende porque toda mi vida fue así. Nunca di la talla en donde estuve y siempre me queda grande el equipo al que dirijo. Lo único que me interesa es lo que piensan los jugadores", subrayó en su descargo, luego de que su estrategia tuviera éxito. "Volvería a hacer la misma cosa si hubiese perdido 3-0, aunque si perdía me hubiesen sacrificado a mí en una plaza pública", concluyó.

Pues bien, Horacio Pagani había sido uno de los críticos del método Alfaro para dar batalla en la altura. Y en la apertura del programa Estudio Fútbol, de TyC Sports, sus compañeros de panel se lo recordaron. "Todos nuestros televidentes están esperando unas disculpas públicas a Gustavo Alfaro, yo te acompaño", lo instó Gastón Recondo, acompañándolo frente a las cámaras.

"Yo dije que había que ver el partido para ver las consecuencias, era muy riesgosa la idea de Boca, ahora coincido que era muy riesgosa la idea de todos los equipos desde hace 50 años que llegaban sobre la hora del partido", argumentó despertando las risas de sus compañeros.

"¡Perdón, Alfaro!", le gritaban desde el fondo, exigiéndole las disculpas públicas. "Dije que había que ver el partido", insistió, pero Esteban Edul le recordó: "Dijiste que iba a perder 3-1". "Además lo noté muy cansado a Boca al final", volvió a bromear el periodista, que ante la presión general cedió. "Disculpas, Alfaro", expresó, con tono grave, despertando los aplausos de todos los presentes.

La agresión de Pagani a Edul

Pero el tema no terminó ahí. Esteban Edul, quien suele azuzar al veterano periodista, comenzó a ponderar a Alfaro, subrayando que el resultado fue producto de la "dinámica de lo trabajado". Pagani levantó temperatura, lo mandó a "dormir a la casa de tu tía", para no insultarlo, pero el ataque de furia derivó en el lanzamiento de un pelotazo que dio de lleno en la cabeza de su compañero.

Aunque Pagani ofreció, una vez más, disculpas, el panel "pidió el VAR" para analizar la intención del periodista a la hora de tirar el balón. Y fue expulsado por "tres minutos" de la actuación.

SEGUÍ LEYENDO: