A menos de una semana del comienzo de la Superliga, los dirigentes del fútbol argentino continúan discutiendo el esquema de descensos. Descartada la posibilidad de emplear un sistema mixto que incluya al pasado y al presente (se pretendía que dos equipos pierdan la categoría por promedio y otros dos por ubicación en la tabla de posiciones), las negociaciones continuaron hasta llegar a un presunto acuerdo que se confirmaría el miércoles: 3 descensos por promedio durante las próximas 4 temporadas hasta llegar al número de 20 equipos en Primera.

"Lo importante es que pudimos lograr reducir los descensos, que es algo que veníamos luchando todos los clubes que necesitábamos esta situación" dijo Juan José Concina, Secretario General de Newell´s, en diálogo con Zapping Sport. "Si a San Lorenzo le hubieran descontado los 6 puntos, estaría en el lote de los equipos que pelea por el promedio. Hoy está incorporando jugadores, cuando no debería hacerlo (por el conflicto del Fair Play Financiero), por eso buscamos una solución que contemple a todas las partes. Es una solución superadora a la que pregonábamos los 11 equipos (los autodenominados G9 más los recientemente ascendidos Arsenal y Central Córdoba de Santiago del Estero). Está todo encaminado para el debate del miércoles", agregó el vicepresidente de Rosario Central, Ricardo Carloni, en el mismo programa.

Con la aceptación mayoritaria de los dirigentes que conforman el campeonato de Primera División, se espera que en los próximos días se anuncie la reforma que beneficiará a los participantes que hoy sufren con la calculadora.

Rosario Central y Newell´s se unieron por un fin común: evitar el Fantasma de la B. Los elencos de La Plata, Patronato, Colón, Lanús, Argentinos y Banfield fueron otros participantes que se beneficiarán con la medida.

Seguí leyendo