No fue el mejor regalo de cumpleaños que le hicieron a Lionel Messi. Tampoco el mejor recuerdo. Daniel Osvaldo intentó homenajear al astro rosarino con una supuesto caño que le hizo el ex delantero de Boca cuando se enfrentaron en Europa en un amistoso disputado entre la Fiorentina y el Barcelona.

Además, el presente tenía como objetivo celebrar el natalicio de su ídolo Juan Román Riquelme, quien también festejó sus 41 años el lunes. "Feliz cumpleaños a los dueños del fútbol en su máxima expresión (¡Sí, le hice a Leo el caño de Román a Yepes!)" escribió el futbolista convertido en músico en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, cuando ESPN recurrió al archivo, las imágenes reflejaron una falla en la memoria del ex goleador, porque si bien el movimiento de Osvaldo fue similar al del ídolo del Xeneize, la pelota nunca pasó entre las piernas de la Pulga, y los usuarios le hicieron saber su bronca.

"Muchachos estoy viendo mucho odio. Veo que me dicen hijo de puta, fracasado, mentiroso. Por qué mejor no se fuman un caño o se toman un fernet. La verdad que deberían ir al psicólogo. Miren que mal la paso, pongan un disco de Pink Floyd, fumense un faso y tomen fernet. Salud", dijo Osvaldo en sus historias como descargo ante los comentarios de sus seguidores e insistió: "A esos dos muñecos que pusieron en ESPN, que no sé quiénes son, les digo que la pelota pasó. Después me la sacó porque es Messi, pero la pelota pasó".

El 24 de junio es una fecha marcada para el deporte argentino. Además del nacimiento de Messi, Fangio y Riquelme, ese día Claudio Paul Caniggia le convirtió el mítico gol a Brasil en el Mundial de Italia en 1990.

Seguí leyendo