Las bromas de los jugadores del Derby County mientras Bielsa abandonaba el campo de juego

El Derby County derrotó 4-2 al Leeds United y avanzó a la final de los playoffs por el tercer ascenso a la Premier League. De esta manera, el equipo que conduce Marcelo Bielsa se quedó sin chances de saltar a la élite del fútbol inglés, luego de haber sido protagonista a lo largo de la temporada en la Premiership.

Los futbolistas del conjunto vencedor (que había perdido 1-0 como local en el partido de ida) celebraron junto a su entrenador, Frank Lampard, de cara a sus hinchas. Pero también se acordaron del "Loco" y le dedicaron una burla masiva. Varios de los integrantes del plantel imitaron con sus manos unos binoculares, en señal de estar espiando, y danzaron al son de los cánticos de la afición.

¿Por qué el destinatario de la burla es Bielsa? Porque el entrenador argentino de 63 años, confesó haber enviado colaboradores suyos a espiar los entrenamientos de casi todos sus rivales en el certamen. Y el primero que realizó una denuncia formal al respecto fue el Derby County. El "espionaje" es una práctica que el ex director técnico de la selección argentina arrastra desde sus inicios en Newell's: entiende que no se trata de un procedimiento desleal.

"Esto no es muy útil y no te pone en una mejor posición para ganar el partido, pero una forma de respetar este deporte es conocer a los jugadores del otro equipo", se excusó.

Por el episodio, la English Football League Championship le aplicó una sanción al Leeds United: lo obligó a pagar una multa de 200.000 libras esterlinas (alrededor de 260.000 dólares) y le envió una reprimenda formal y una advertencia. El club se disculpó diciendo que la práctica fue "juzgada culturalmente inaceptable en el juego inglés".

El propio Bielsa se encargó de abonar la sanción con sus ingresos. "La sanción de la Federación, de 200.000 libras, es una multa económica que recibió el club, no iba contra mí, pero yo soy el responsable de ella y por eso la pagué de mi bolsillo", dijo  hace dos semanas.

Sin embargo, el Derby County nunca le perdonó el "caso espionaje". De hecho, fue uno de los 11 clubes que habían solicitado que el Leeds fuera sancionado con quita de puntos por su proceder, algo que no ocurrió. Pero, tras la victoria en la semifinal de los playoffs, se tomaron revancha, burlándose del modo más cruel, en pleno festejo, mientras Bielsa se marchaba cabizbajo hacia los vestuarios.

SEGUÍ LEYENDO: