Carignano, hoy analista de fútbol y escritor, compartió equipo con Toresani en Colón
Carignano, hoy analista de fútbol y escritor, compartió equipo con Toresani en Colón

A los 51 años, Julio César Toresani fue encontrado muerto en la sede de la Liga Santafesina de Fútbol, donde estaba viviendo. Según contaron sus amigos y allegados, atravesaba un cuadro depresivo. Además, el ex mediocampista de Boca, River, Independiente, Colón y Unión estaba sin trabajo: su última incursión en la dirección técnica se había dado en febrero, con el buzo de Rampla Juniors, de Uruguay.

El mundo del fútbol despidió con congoja al "Huevo".  Las instituciones por las que pasó lo homenajearon en las redes sociales. También ex compañeros, como el "Patrón" Bernúdez. "Paz en la tumba de un gran hombre, excelente compañero y tremendo jugador de fútbol. 'Huevito' te vamos a echar de menos. Julio César Toresani estarás siempre con nosotros", escribió.

César Carignano fue compañero de Toresani en Colón entre 2002 y 2003. El ex delantero, de dilatada trayectoria y un breve paso por la selección argentina, hoy se desempeña como analista de fútbol y también se ha sumergido en la escritura: lleva publicados dos libros. Y apeló a las redes sociales para escribirle una carta de despedida al "Huevo".

"El fútbol no es la vida, pero en algunas cosas se parecen demasiado. Coinciden en varios puntos. De ellos, seguramente, el más fuerte es que deben afrontarse en equipo. Nadie puede jugar solo a la pelota, como tampoco nadie puede vivir en soledad", prologó su texto.

"Julio César jugó toda su vida. Lo hizo en los clubes más importantes de Santa Fe y de nuestra patria. Siempre lo hizo entendiendo la cooperación como valor fundamental. Me consta. Como también me constan sus saludables consejos para jugar solidariamente en las dos canchas", indica otro retazo de su mensaje.

"La diferencia es que en el fútbol siempre hay equipo, más allá de que no se consolide un grupo. En la vida, en cambio, sin grupo no hay equipo y allí es donde aparece la compañía más detestable, la más cruel, la peor consejera: la soledad", continuó.

"De una forma u otra todos buscamos la paz. Acá o donde sea. Y esa es una necesidad tan primitiva como personal. Es una tristeza que abofetea, que vulnera", ahondó en las causas de la partida de Toresani.

"Chau Huevo, descansá tranquilo y en la paz que no tengo dudas, acabás de encontrar", lo despidió Carignano.

En el país existe el Centro de Asistencia al Suicida Buenos Aires. Cualquier persona en crisis puede llamar confidencialmente marcando 135 (línea gratuita) o al (011) 5275-1135 las 24 horas del día. Está también el Centro de Atención al Familiar del suicida (CAFS): Tel. (011) 4758-2554 (cafs_ar@yahoo.com.ar – www.familiardesuicida.com.ar).

SEGUÍ LEYENDO: