El arbitraje de Diego Abal en el encuentro que River le ganó a Atlético en Tucumán no fue bueno. El juez tuvo un error grosero al no sancionar un claro penal a favor del equipo visitante en el primer tiempo y, en el complemento, fue protagonista de una situación insólita con el error en las camisetas de Gonzalo Montiel y Lucas Martínez Quarta donde falló en el procedimiento.

La primera de las jugadas polémicas se dio apenas comenzó el encuentro en el Estadio Monumental José Fierro. A los cuatro minutos de partido, Mathías Abero tomó de la camiseta a Ignacio Scocco, quien se prestaba para definir frente al arco custodiado por Cristian Lucchetti.

El claro penal de Abero sobre "Nacho" Scocco que Diego Abal no sancionó

Diego Abal estaba muy bien ubicado, de frente a la acción, por eso llama la atención que no haya sancionado penal para River. Además, era expulsión para el defensor de Atlético Tucumán. El delantero visitante, sin entender cómo no cobró falta el árbitro, le propinó varios insultos.

La segunda acción no fue polémica sino más bien insólita. Un minuto y medio había pasado del complemento cuando el cuarto árbitro, Ariel Penel, advirtió que Lucas Martínez Quarta y Gonzalo Montiel tenían las camisetas cambiadas. Diego Abal les pidió a ambos que la intercambien, pero dejó que lo hicieran dentro del campo de juego, cuando reglamentariamente debían hacerlo afuera.

Diego Abal cometió un error de procedimiento porque si ocurre un intercambio de camisetas dentro del campo debe amonestar. Sin embargo, el juez autorizó a dicho cambio, pero no aclaró que debían hacerlo afuera de la cancha. Además, el juez principal informará lo ocurrido y luego será el Tribunal de Disciplina el que tomará cartas en el asunto.

Atlético Tucumán disputaron un encuentro clave en sus aspiraciones a lograr la clasificación a la próxima Copa Libertadores. Por la fecha 22 de la Superliga, el "Decano" se encontraba cuarto en la tabla, tres puntos más que el "Millonario", que con esta victoria lo superó por poseer mejor diferencia de gol.

SEGUÍ LEYENDO: