El estadio Santiago Bernabéu es uno de los más reconocidos del planeta fútbol. Y para Lionel Messi, para muchos el mejor jugador en la historia del Barcelona, es un recinto especial.

Desde su estreno con la camiseta blaugrana, el 26 de octubre de 2004, el astro enamoró al público local que asiste al Camp Nou. También a los millones de fanáticos del fútbol mundial que demuestran su amor por el Barcelona de Messi.

En su historial, Leo lleva marcados 585 goles, contando todas las competiciones que disputó con el conjunto catalán. Pero jugando con su equipo en calidad de visitante, hay un registro que hace temer a todos los hinchas del Real Madrid.

Messi tiene al estadio Santiago Bernabéu como su escenario predilecto cada vez que pisa fuera de Barcelona. Contando los enfrentamientos por Liga Española, Copa del Rey, Champions League y Supercopa española, lleva convertidos 15 goles en 19 presentaciones.

El Santiago Bernabéu, el escenario predilecto del rosarino fuera del Camp Nou (Reuters)
El Santiago Bernabéu, el escenario predilecto del rosarino fuera del Camp Nou (Reuters)

La primera vez que Lionel pisó el Bernabéu fue el 15 de noviembre del 2005. Aquel fue un día inolvidable del Barcelona de Frank Rijkaard, que goleó 3-0 de la mano de un Ronaldinho que fue ovacionado por los madridistas de la Casa Blanca.

Pero tuvieron que pasar más de tres años para que Messi convirtiera sus primeros goles como visitante en el clásico: en mayo de 2009 anotó un doblete en la victoria histórica 6-2 por la liga para el equipo de Pep Guardiola.

Otra de las actuaciones que marcaron el paso de Messi por el Bernabéu fue en 2014. El 23 de marzo, el Barcelona prevaleció por 4-3. Esa fue la única vez que el 10 del equipo blaugrana logró un hat-trick en el campo de su clásico rival. Todos fueron con su zurda mágica: uno en el primer tiempo, definiendo en el área chica, y los otros dos los anotó de penal en la segunda parte del partido.

La última gran imagen de Messi como rey en la cancha del Real Madrid fue en 2017. Después de marcar el 3-2 final para su equipo en tiempo de descuento, se quitó la camiseta y se la mostró a los fanáticos madridistas. Fue una imagen que recorrió el mundo. La de una noche en la que Leo logró su gol número 500 con el Barcelona.

Messi y una foto que se volvió un ícono
Messi y una foto que se volvió un ícono

El balance para Lionel en sus visitas al recinto ubicado en el Paseo de la Castellana es positivo. De los 19 partidos jugados con el Barça, se fue invicto en 13: ganó 10 y empató los tres restantes. Perdió seis encuentros.

Además de sus 15 goles, Messi le suma ocho asistencias a su historia en el campo del gran rival futbolístico del Barcelona.

En la lista de los rivales que más sufrieron su poder anotador como visitante, en el segundo puesto se ubica el Deportivo La Coruña (le anotó 13 tantos en ocho encuentros) y luego le siguen el Sevilla y Atlético de Madrid con 12 conquistas, en 15 y 18 encuentros, respectivamente.

Después de la visita del miércoles pasado por el partido de vuelta de una de las semifinales de la Copa del Rey, en la que el Barcelona triunfó 3-0 y clasificó a la final, Messi volverá a pisar el Santiago Bernabéu. El escenario que mejor le sienta y en el que dejó noches históricas en uno de los mejores clásicos del fútbol mundial.

SEGUÍ LEYENDO: