Jonatan Cristaldo se reinventó en Racing. "Que venga solo, sin la panza", había advertido entre risas Eduardo Coudet cuando el delantero estaba por firmar en la Academia. Con mucho sacrificio, perseverancia y entusiasmo el Churry consiguió ponerse bien físicamente para ganarse un lugar entre los 11 que lideran la Superliga.

Las horas de su tiempo libre en un gimnasio en Villa Urquiza le dieron sus frutos, ya que a pesar de la llegada de Darío Cvitanich, el Chacho le respetó su titularidad y en diálogo con ESPN reconoció que su arribo a Avellaneda le cambió la vida.

"Hubo un giro del 100%. Hace un año no estaba en mi mejor momento. Ni personal, ni anímico. Hoy estoy peleando el campeonato argentino, quedan pocas fechas y hay mucha ilusión. Estoy muy contento", dijo el Churry.

Consultado sobre lo que significó su peor etapa profesional, donde varios periodistas y clubes de Primera lo catalogaron como un jugador retirado, el atacante reconoció que "hubo varios clubes que trataron de aprovecharse de la situación".

"No encontraba trabajo y muchos querían sacar provecho de eso. Fue un momento muy duro de mi carrera", concluyó en su análisis.

Racing deberá afrontar su próximo compromiso en el Monumental frente a River. El próximo domingo, en Núñez, la Academia buscará dar un nuevo paso hacia su máximo objetivo, ya que una victoria obligaría a Defensa y Justicia a ganar en Florencio Varela en su choque ante Argentinos.

Seguí leyendo