Dorados de Sinaloa sufrió un duro revés al caer por 1-0 en condición de local ante Cimarrones de Sonora, resultado que lo dejó en la última colocación de la Liga de Ascenso México. El equipo que dirige Diego Armando Maradona perdió sus tres partidos de este torneo y está muy lejos de dar pelea por un lugar en la máxima categoría.

Una vez consumada la derrota, el entrenador argentino hizo un análisis del desempeño de su equipo. Valoró el nivel general y el dominio, pero criticó la falta de peso ofensivo para concretar las jugadas de peligro.

"Estoy conforme con el juego, no con el resultado", dijo Maradona en el inicio de su conferencia de prensa. "Esto se resuelve solamente con trabajo", agregó.

"El Diez" aseguró que, a pesar de los malos resultados, Dorados no va a cambiar su forma de jugar. "Tengo un equipo para pelear, que no nos den por descartados. Cuando el año pasado decían que no íbamos a la Liguilla, fuimos a la Liguilla", desafió.

Aunque valoró a los futbolistas de su plantel, el DT se mostró crítico con la actitud que tuvieron algunos en el vestuario tras la caída ante Cimarrones: "Estamos conformes todo el cuerpo técnico con la calidad de seres humanos que tenemos como jugadores de fútbol. Yo me puedo ir tranquilo porque sé que de esta salimos, sin ninguna duda. El torneo pasado teníamos el 50% de la calidad futbolística que tenemos hoy".

"Hoy vi a muchos jugadores llorar. Acá no hay que llorar, acá hay que trabajar. A llorar a un velorio: esto es fútbol, acá no se llora, acá se mete. Si tengo que hacer 100 metros hago 110. Eso nos va a llevar a lo que queremos", recalcó.

Finalmente, Maradona fue muy duro con el planteo del rival, que es el líder del torneo: "Hubo un solo equipo en la cancha, pero se perdió y eso no le gusta a nadie".

Dorados visitará al Correcaminos, décimo de la tabla, el próximo viernes 8 de febrero en la sexta jornada del campeonato.

SEGUÍ LEYENDO: