"En la cancha de River vamos a ganar y la vuelta, y la vuelta vamo' a dar", cantaban los jugadores de Boca adentro del micro cuando los hinchas de River lo apedrearon. Enseguida, la Policía intervino con gases lacrimógenos y todo se desmadró.

En un video grabado desde adentro del vehículo se aprecia claramente al juvenil Gonzalo Lamardo, quien luego fue trasladado a un hospital para ser atendido junto a Pablo Pérez, afectado por el estallido de uno de los vidrios. Enseguida, uno de sus compañeros pide un médico a los gritos.

Finalmente, el partido fue suspendido y reprogramado para el domingo a las 17:00hs en el estadio Monumental.

SEGUÍ LEYENDO