(FotoBaires)
(FotoBaires)

El delantero de Racing Jonatan Cristaldo (29) habló de su sueño de jugar en River, club del que es fanático, y se refirió a las sensaciones que vive tanto él como su familia y amigos de cara a la definición de la Copa Libertadores del próximo sábado ante Boca.

En declaraciones al portal Bolavip, el futbolista que atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera (es titular en la Academia, líder de la Superliga), reconoció: "Mis amigos se vuelven locos. La verdad que pareciera como que no llega más ese día", dijo y añadió: "Es muy loco, no sólo para los hinchas de River o de Boca, me parece que es un evento único para el mundo del fútbol o hasta para cualquier futbolero. Así que está todo el mundo esperando que llegue ese día, están todos impacientes, todos ansiosos".

La familia, al Monumental

Lejos de tomar recaudos a la hora de declarar su fanatismo por River, Churry ratificó su sentimiento, heredado de la familia, y contó que sus padres estarán el sábado en el Monumental para presenciar la final decisiva de la Copa Libertadores ante Boca.

"Mis viejos van a ir al estadio. Últimamente en el clásico ellos lo vieron de manera distinta, con computadoras, con teles, mirando los dos partidos de reojo, así que eso es lindo. Yo creo que bueno, ellos también están viviendo a full lo de esta gran final, porque son muy hinchas y bueno, disfrutar de su hijo es algo hermoso".

(Nicolás Aboaf)
(Nicolás Aboaf)

Cristaldo recordó además que tuvo opciones de jugar en el club Millonario pero que distintos motivos impidieron su desembarco. Sin embargo, cree que esto finalmente ocurrirá. "Si bien en varios mercados se barajó mi nombre y hubo sondeos, en el que más cerca estuvo fue en el del año 2014, que estuve a punto de cerrar con River, pero bueno después era un poco difícil mi llegada por el hecho de que yo me estaba desvinculado del equipo ucraniano que estaba justo con el tema de la guerra, así que ese fue el momento de mi carrera más cerca de llegar a River. Pero bueno, no se dio".

(Fotobaires)
(Fotobaires)

En este sentido apuntó: "Hubo reuniones, hubo encuentros, pero bueno en ese momento había agarrado el Tigre Gareca el Palmeiras y decidí irme para allá porque ya conocía al entrenador, la verdad que eso influye bastante, pero bueno las esperanzas de jugar en River no las pierdo nunca".

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES