EFE/Emilio Naranjo
EFE/Emilio Naranjo

Por Matías Palacios, desde Madrid

 

Santiago Solari pasó de interino a definitivo. De ser un empleado que transitoriamente ocupaba una silla vacía, a ser "el" Míster. Ni más ni menos que el director técnico del Real Madrid, la Casa Blanca del fútbol, el club más importante del mundo para muchos. Pero no deja de llamar la atención como alguien sin experiencia como entrenador en el máximo nivel en sólo 15 días logró afirmarse y convencer. Tras pasar el período de prueba permitido por el reglamento, la institución de Chamartín debió presentar hoy en la Federación Española el contrato formal del argentino.

Por eso, estas son las 6 razones por las que Solari se verá oficializado como el DT del Madrid

1. Fue simple y claro. Solari nunca se complicó en el mensaje. Agarró el primer equipo tras la abultada y estrepitosa derrota frente al Barcelona y lo primero que declaró fue "hay que jugar con dos cojones" y ese pedido de garra, de fibra, fue bien interpretado por el plantel que de primer momento lo miró de reojo. Arrancó frente al Melilla, un rival débil de Copa del Rey, ante el que hizo lo lógico: armó un mix entre los titulares grandes, los habituales suplentes y los chicos del filial. Ganó y lo hizo por goleada, sin lucirse pero con contundencia como necesitaba para el primer examen.

EFE/Emilio Naranjo
EFE/Emilio Naranjo

2. Eligió rápidamente una forma de juego. Con Julen Lopetegui, el Real Madrid tenía la pelota pero no era vertical. Mucha tenencia poca efectividad era la ecuación negativa con el ex entrenador de España. Con Solari en cambio, los merengues son un equipo de ataque. Resignó la posesión aunque su fuerte es el poderío ofensivo. Ir para adelante en forma directa sin tanto toque hacia los costados, le dieron al equipo unos números espectaculares en estos 4 partidos en la era del argentino. De hecho el porcentaje de tenencia bajó llamativamente a la vez que subió la posición en la tabla de La Liga. De casi un 66 % de posesión con Lopetegui a 53 % con Solari. Claro el tema es dónde la tuvo y qué hizo con la pelota cada conjunto. Por cierto ayer en Balaídos frente al Celta, los de blanco tuvieron menos el balón que los dirigidos por el Turco Mohamed, pero así y todo convirtieron 4 goles. Con el entrenador español, Real Madrid llegó a estar 4 partidos sin anotar, con Solari marcaron 15 goles en 4 juegos. Los números hablan solos

3. Recuperó al goleador. Hay un jugador que los hinchas no lo tienen entre sus preferidos, por el contrario es uno de los más resistidos. Ese es Karim Benzema, justamente el hombre destacado en la era Solari. El francés sintió positivamente el cambio de DT y no para de convertir como anoche incluyendo una gran definición. Cuatro tantos en cuatro partidos para que el galo cambie repudio por aplausos y sea el emblema del equipo.

GABRIEL BOUYS / AFP
GABRIEL BOUYS / AFP

4. Sencillez a la hora de armar el equipo. ¿Se lesionó Marcelo? Juega Reguilón, el lateral izquierdo de la cantera. ¿Carvajal también es baja? Adentro Álvaro Odriozola, el que llegó esta temporada para ser suplente. Solari no se complica cuando tiene que pensar su 11, ni ensayos ni esquemas raros. Como decía el Flaco Menotti puso la heladera en la cocina y el inodoro en el baño. Y a la vez empezó a tomar decisiones ya que por el momento no ve bien a Isco y lo deja en el banco. El rosarino quiere un puntero derecho y entiende que el que mejor le hace ese trabajo es Lucas Vázquez. Por eso dos hombres de la Roja como Marco Asensio e Isco pierden terreno. Gareth Bale también ha recobrado puntos en esta nueva era. También es para remarcar que dio a entender que su arquero en Liga y Europa es Thibaut Courtois y por lo tanto Keylor Navas tendrá la Copa del Rey. Otra caso es el de Vinicius Jr, el joven brasileño que llegó para vivir su primera experiencia en la capital española. Lopetegui no lo tenía en cuenta y por cierto Solari lo tenía a disposición para el Castilla, el filial, y el ex Flamengo le daba gol. ¿Qué hizo Solari ni bien llegó? Darle minutos en Primera al carioca para que tome confianza; y el delantero pagó con protagonismo. En un partido caliente frente a Valladolid (el primero y único con Solari en el Bernabeu), Vinicius ingresó, desequilibró por izquierda y provocó un envío que terminó en gol por un rebote en un defensor. El público madridista empezó a encariñarse con el nacido en Río de Janeiro y repitió la frase "¿cómo no jugaba antes?". Otro punto para el argentino

EFE/Emilio Naranjo
EFE/Emilio Naranjo

5. Ganar y ganar para superar la crisis. Visita al Melilla: triunfo. Va el Valladolid al Bernabeu: triunfo. Ida a Pilsen: Triunfo y goleada. Viaje a Vigo: triunfo. Y ya está, con eso pocos recuerdan la goleada 5 a 1 sufrida en el Camp Nou y las caras cambiaron por completo. Al plantel se lo ve distendido, con otro gesto. Solari impuso un cambio de aire en el vestuario y así el Madrid quedó a 4 puntos del líder Barcelona.

6. La imagen. Santiago Solari es elegante, bien parecido, tiene buen discurso, antecedentes como columnista del prestigioso diario El País y realiza declaraciones certeras. No titubea cuando se enfrenta a la prensa. Lo buscan descolocar y no pueden. Muchas veces apela a cierta ironía, ese fino arte que pocos pueden usar sutilmente. Lo que transmite es seguridad y esto convenció a Florentino Pérez. El mandamás que quiso traer al italiano Antonio Conte, pero chocó con la opinión de Sergio Ramos. Ante esto el Presidente apostó por el que tenía más a mano y ante esto de estar en el lugar indicado, en el momento justo y ser visto por la persona que tiene el poder, Solari no desaprovechó su gran oportunidad. En principio su contrato será hasta el 2020 aunque se sabe que tendrá esta temporada tanto en Champions como en Liga para ser examinado a fondo.

(AP Photo/Petr David Josek)
(AP Photo/Petr David Josek)

En los próximos días el trabajo será leve porque hay fecha FIFA y muchos irán con sus selecciones. Sin embargo el argentino tiene mucho para pensar: las lesiones que sufrieron en Vigo, Reguilón y Nacho Fernández, lo dejan con varios casilleros vacíos en la defensa. Ahí seguramente imaginará un nuevo hombre para el fondo que deberá solicitar en el mercado de invierno de enero. Por otra parte, ir a buscar la clasificación a Octavos de Champions en Roma, el 27 de este mes es otro desafío. Como el del Mundial de Clubes a mediados de diciembre en Abu Dhabi, en donde se reencontrará con algún conocido en una posible final: ya sea River, el club que lo vio debutar como un fino zurdo en 1996, o Boca al que enfrentó y logró marcarle en La Bombonera en un clásico de 1998. Con cualquiera que se enfrente, será especial para él.