La Bombonera, bajo la lluvia (EFE)
La Bombonera, bajo la lluvia (EFE)

Las fuertes tormentas que azotaron a la Ciudad de Buenos Aires desde la madrugada del sábado obligaron a suspender la primera Superfinal de Copa Libertadores entre Boca y River, que debía disputarse desde las 17 horas en la Bombonera.

La Conmebol decidió reprogramar el partido para el domingo 11 a las 16 horas.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y los sitios especializados, el domingo persistirán las tormentas en el ámbito porteño. Según Weather Channel, hay entre un 80 y 90% de probabilidades de que llueva muy fuerte durante toda la jornada.

"El panorama es complicado, nada alentador", dijo el meteorólogo Christian Garavaglia del SMN, en diálogo con Fox Sports. El especialista advirtió que las lluvias persisitirán, al menos, hasta el martes en la Ciudad de Buenos Aires.

Garavaglia recordó que esta era "una lluvia prevista" y alertó que no se esperan mejoras temporarias, sino lluvias y tormentas de a ratos para las próximas horas.

Informó, además, que este sábado llovieron entre 100 y 130 milímetros.

Servicio Meteorológico Nacional
Servicio Meteorológico Nacional
Weather Channel
Weather Channel
Accuweather
Accuweather

Cerca de las 15 de este sábado, el árbitro chileno Roberto Tobar recorrió el campo de juego de la Bombonera y advirtió que, debido a la gran cantidad de agua acumulada, la pelota no rodaba. A partir de esta situación, se decidió suspender el encuentro y reprogramarlo para el domingo.

SEGUÍ LEYENDO: