Faltaban minutos para el inicio del encuentro entre Juventus y Manchester United por la fase de grupos de la Champions League cuando Paulo Dybala sufrió un accidente tan insólito como preocupante.

Mientras el equipo de Turín realizaba el precalentamiento, el arquero Wojciech Szczesny sacó desde su meta con la mala fortuna de que le dio un durísimo pelotazo en la nuca al cordobés.

Dybala cayó tumbado y tuvo que recibir asistencia. Szczesny se acercó y le pidió disculpas al delantero que cuando se repuso mostró cara de pocos amigos. Afortunadamente para el equipo italiano, el pelotazo no le impidió a "La Joya" disputar el juego ante los "Diablos Rojos" de Manchester.