Franco Armani brilla en el arco de River (AFP)
Franco Armani brilla en el arco de River (AFP)

River Plate lleva 32 partidos invicto y uno de los grandes responsables de esa gesta es Franco Armani. El arquero nacido en Casilda es un baluarte en el conjunto de Marcelo Gallardo, que sigue vivo en los tres frentes que ha emprendido en esta temporada: la Superliga local, la Copa Argentina y la Copa Libertadores.

"Trato de hacer lo mejor para el equipo y cuidar el cero, es mi trabajo", sostuvo Armani, y agregó: "Siempre trato de entrar al campo de juego con el objetivo y la mentalidad de que no me conviertan goles. De irme cada partido con el arco en cero. Eso también depende mucho de mis compañeros, claro, que al igual que yo jamás dan una pelota por perdida".

Consultado sobre cuál fue su mejor partido desde que llegó a River, el arquero no lo dudó: eligió aquel duelo ante Racing de la pasada Superliga en la que tuvo una serie de enorme atajadas y que le valió la molestia del entrenador del rival, Eduardo "Chacho" Coudet.

(Reuters)
(Reuters)

"Hay tres claves en este equipo. Primero la unión de grupo, porque tenemos un gran grupo y un gran cuerpo técnico. Luego la mentalidad ganadora y, para finalizar, contamos con un total compromiso por los objetivos bien marcados que queremos conseguir", reflexionó el oriundo de Casilda en una entrevista concedida al diario Marca de España.

Armani dio sus primeros pasos bajo los tres palos junto a su hermano, atajando los tiros que le hacía en el garage de su casa. Luego, su carrera tuvo una dirección ascendente. Pero el camino no estuvo exento de obstáculos como lesiones y prolongadas ausencias. Esos fueron los momentos que le despertaron su costado más espiritual.

"Mi esposa Daniela es muy creyente. Cuando estuve lesionado me la pasaba muy triste y ella me llevó un día a una iglesia cristiana. Me sentí muy bien, lo recuerdo como si fuese ayer. A partir de ese momento me empecé a aferrar a Dios, a creer en él y mi carrera comenzó a crecer. Volví a atajar, conseguí muchos títulos y hoy en día sigo aferrado a Dios", comentó.

Ar
Ar

En el último Superclásico, en el que River se impuso por 2-0 en la Bombonera, Armani tuvo una serie de intervenciones fundamentales para mantener su valla en cero. Ante la pregunta sobre si se cruzó a fanáticos del "Xeneize" después de esa actuación, contestó que sí y confesó: "Me han pedido fotos los hinchas de Boca y siempre siendo muy respetuosos".

El arquero de River también se refirió a las dos grandes polémicas del partido ante Independiente que le dio la clasificación al "Millonario" a las semifinales de la Copa Libertadores: "Volví a ver las jugadas cuestionadas y no creo que haya sido penal lo de Pinola. Mientras que el choque con Meza yo vengo en carrera también, al igual de Maxi. Por ahí no lo vi a Meza, me enfoqué en ir a buscar la pelota, y traté de cubrirme porque yo también pude haber recibido un golpe".

Finalmente, palpitó el duelo ante Gremio: "Ahora en estas instancias finales todos los equipos son difíciles. Si queremos salir campeones de esta Libertadores tenemos que ganarle a todos los que nos enfrentemos. Además de ser los campeones vigentes Gremio es un gran equipo con mucha experiencia, va a ser un rival complicado. Más allá del rival tenemos la ambición y el sueño de conseguir esta Copa Libertadores".

SEGUÍ LEYENDO: