El mal momento que vivió un jugador de la selección de handball y culminó con un desenlace aleccionador

Ramiro Milano nació con una malformación en su mano izquierda y forma parte de la Selección Juvenil argentina de handball
Ramiro Milano nació con una malformación en su mano izquierda y forma parte de la Selección Juvenil argentina de handball

Para los niños practicar un deporte es una forma de hacer amigos y divertirse. Pero, en otras ocasiones, también muestra lo peor de la sociedad, como sucedió el pasado fin de semana durante un partido de juveniles de handball (jóvenes de entre 16 y 17 años) entre el Club Dorrego y Argentinos Juniors.

Durante el primer tiempo del encuentro, un jugador del conjunto de La Paternal se burló en reiteradas ocasiones de Ramiro Milano, un chico de 17 años, integrante de la Selección Juvenil argentina, que nació con una malformación en su mano izquierda.

"Ya había problemas con ellos desde antes. Varios jugadores de Argentinos le mandaban mensajes a una amiga mía diciendo que me llamaban de la Selección de Femebal (la que comprende a los equipos metropolitanos) porque les daba lástima. Así empezó todo", relató Milano a Infobae.

Pero en el último enfrentamiento todo explotó. "Este año, cuando ellos volvieron a la A, jugamos dos partidos. El primero, aunque fue algo picante, no pasó nada (ganó Dorrego en condición de visitante). Pero ahora en el segundo me hicieron el gesto de la mano…", sostuvo.

En las redes sociales se viralizó un video en el que se puede observar cómo el número 3 del Bicho, en dos oportunidades, se burló de su adversario por un problema físico. La parcialidad visitante se percató del accionar del joven y comenzó a reclamarle de manera vehemente a uno de los árbitros del encuentro.

"Mi hijo me dijo 'ese chico me está mostrando la mano'. Yo le pedí que por favor no entre en ese juego, que a él lo miran el doble. Pero a la tercera vez que lo hizo yo tampoco me pude aguantar", reconoció con dolor Guillermo Milano, padre de Ramiro y actual asistente del español Manolo Cadenas, entrenador de Los Gladiadores.

El juez detuvo el juego (estuvo aproximadamente siete minutos parado) a raíz de los insultos que percibía el joven de Argentinos, pero sin saber qué hizo para provocar la ira de la parcialidad local. Recién al ver las imágenes tomó dimensión de lo sucedido e informó al chico.

Las mejores jugadas de Ramiro Milano:

Ramiro también debió presentarse ante el Tribunal de Penas, ya que al finalizar el partido reaccionó ante una nueva provocación. "Andá a pisarla y encarar ahora", fue la frase que escuchó y lo hizo explotar.

Este accionar generó una ola de apoyo al deportista del club Dorrego en las redes sociales de parte de otras instituciones y deportistas.

"Me habló mucha gente de Argentinos y también algunos de los jugadores me mandaron mensajes. El chico también me habló y me pidió disculpas. Yo le dije que no soy rencoroso", reconoció Milano.

A la espera del fallo del Tribunal de Penas de Femebal (Federación Metropolitana de Balonmano), el club de La Paternal prometió tomar cartas en el asunto y sancionar al joven de su institución. "Ante el hecho suscitado durante el partido de juveniles entre nuestra institución y Dorrego queremos expresar nuestro total repudio y pedir las disculpas correspondientes al club y al jugador afectado. Tomaremos las medidas necesarias", aseguró la cuenta de Twitter de Argentinos.

Guillermo Milano, por su parte, propuso organizar un partido amistoso entre ambos equipos para "demostrar que todo quedó en el pasado y se pudo dar vuelta la página".

Este video también sirvió para que el ejemplo de lucha de Ramiro Milano tome notoriedad. Una dificultad en el embarazo hizo que su mano izquierda no se desarrollara como debía; pero estar en desventaja física con sus contrincantes nunca lo frenó. Él luchó y se las ingenió para destacarse a nivel metropolitano e incluso ganarse la citación a la Selección argentina.

Aunque el amor por la pelota de handball siempre estuvo, primero comenzó a incursionar en el fútbol. Pasó por Vélez, una filial del Barcelona de España y Boca; pero a los 11 años su cabeza hizo un click y decidió cambiar de disciplina.

Ramiro junto a Guillermo Milano, su padre y asistente de Manolo Cadenas
Ramiro junto a Guillermo Milano, su padre y asistente de Manolo Cadenas

"Nunca le metí presión, no quería insertarlo en un deporte que creí que no lo iba a poder jugar", se sinceró Guillermo a Infobae. "No me fue difícil jugar al handball, de chiquito que paso mis tardes en Dorrego con la pelota en la mano", explicó Ramiro, que inició de lateral para luego transformarse en extremo izquierdo.

Tras ser habitualmente convocado al selectivo de Femebal, este año, por primera vez, logró ser llamado por Fernando Capurro para defender la camiseta albiceleste. Además forma parte del plantel de Mayores B de su club. "Es algo que nunca me imaginé y los disfruto al máximo", le comentó.

A sus 17, Ramiro Milano atraviesa un gran momento en su carrera y demuestra que nada es imposible para él.

SEGUÍ LEYENDO:

Diego Simonet, tras ganar la Champions League: "Ojalá esto sirva para que se fijen en el handball argentino"

Quién es el Quijote que comandará a Argentina contra los molinos de viento

La increíble historia de Chiara Singarella, la talentosa joven de 14 años que juega para la Selección de fútbol y handball

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos