La sexta fecha del Calcio comenzó con el atractivo duelo protagonizado por el Inter y la Fiorentina. Con las presencias de Mauro Icardi, Germán Pezzella y Giovanni Simeone, pero la ausencia de Lautaro Martínez, los equipos salieron a lastimarse con un vértigo notable. El remate del belga Mirallas al poste en la primera escena fue una muestra de la intensidad con la que se vivió el choque. A pesar del paralizador sonido metálico que asustó a Handanovic, el elenco de Spalletti reaccionó de inmediato con una contra poco profunda.

Los intentos de Candreva y Perisic fueron unas amenazas que pronto se iban a concretar gracias al VAR. Antes de que finalice el primer tiempo, el árbitro Mazzoleni recurrió a la tecnología para sancionar un penal que Mauro Icardi ejecutó a la perfección.

En el complemento una desgracia de Skriniar le permitió al elenco de Pioli llegar a la igualdad. El gol en contra llevó tranquilidad para el técnico de la Fiore, quien tuvo que reemplazar a Gio Simeone por Pjaca, debido a una molestia muscular del ex River y Banfield.

Lejos de conformarse con la igualdad, el Inter demostró su carácter para conformar las acciones ofensivas que le dieron la victoria. La proyección de D'Ambrosio fue la carta inesperada que sorprendió a la defensa adversa, dado que el ex Torino construyó una pared con su capitán y definió al primer palo de Lafont.

Con la victoria, el Nerazzurro escaló al quinto puesto gracias a sus 10 unidades, mientras que la Fiorentina desperdició la oportunidad de acercarse a la Juventus que mañana recibirá al Bolonia en Turín. La Vecchia Signora de Cristiano Ronaldo buscará extender su liderazgo en un campeonato que está teñido de negro y blanco hace varias temporadas.

Seguí leyendo