Este jueves, desde las 19.30, River Plate y Racing Club se enfrentarán por los octavos de final de la Copa Libertadores en el Cilindro de Avellaneda. Ambos clubes se volverán a ver las caras en el certamen continental después de 11 años y reeditarán un cruce que, en la última ocasión, tuvo todos los condimentos que hacen a un gran espectáculo futbolístico.

Aquel enfrentamiento de 1997 tuvo algunos detalles similares al que tendrá el que comenzará esta semana: también fue por octavos de final y la ida se jugó en cancha de "La Academia".

El primer encuentro se jugó el miércoles 23 de abril de 1997. Racing, con Alfio Basile como entrenador, venía de salir tercero en su Grupo (en aquel momento clasificaban a octavos los tres primeros de cada una de las cinco Zonas), mientras que el River de Ramón Díaz se sumó directamente en la fase final por haber sido campeón de la edición 1996.

El primer tiempo de aquel partido que abrió la serie fue de alto vuelo. Claudio Úbeda adelantó al local, mientras que Marcelo Gallardo marcó el empate. El actual entrenador del conjunto "Millonario" sería uno de los grandes protagonistas de la llave no solo por ese gol, sino por un hecho que marcaría la serie en el duelo de vuelta.

"La Academia" retomó la ventaja a través de un cabezazo de Gastón Córdoba, pero Enzo Francescoli dispuso la igualdad parcial de penal. Antes de que terminara la primera parte, Roberto Monserrat revirtió el marcador y puso arriba a los de Núñez por 3-2.

Úbeda, nuevamente de cabeza, decretaría el 3-3 definitivo con el que se cerró la noche en Avellaneda. En aquel momento no existía el valor diferencial del "gol de visitante", por lo que la llave quedaba totalmente abierta de cara a la definición en el estadio Monumental.

La cancha de River abrió sus puertas para la revancha el 7 de mayo siguiente. Otra vez, las máximas emociones llegaron en los primeros instantes del duelo: Esteban Fuertes adelantó a Racing a los cuatro minutos, y Francescoli selló el 1-1 que sería definitivo sobre los 8′, con una lujosa definición por encima del cuerpo del arquero Ignacio González.

El árbitro Javier Castrilli mostró dos tarjetas rojas en aquel encuentro: a los 41′ del primer tiempo a Gallardo por una atroz patada en la cara de Carlos MacAllister y a los 37′ del segundo a Úbeda por doble amonestación.

El 4-4 global obligó a definir la llave en los penales. Allí se lucieron los ejecutantes del elenco de Basile: "Nacho" González, José Brusco, Carlos Javier Netto, Diego Capria y Marcelo Delgado convirtieron sus respectivos remates. Para "El Millonario" acertaron Diego Trotta, Celso Ayala y Hernán Díaz, mientras que el arquero de Racing le contuvo el disparo a Enzo Francescoli. La serie desde los doce pasos terminó 5-3.

El festejo en el Monumental quedó del lado de los visitantes, que lograron sacar de la Copa al equipo que llegaba como vigente campeón. Luego, "La Academia" superaría en cuartos de final a Peñarol de Uruguay, pero caería ante Sporting Cristal de Perú en las semifinales.

SEGUÍ LEYENDO: