(Reuters)
(Reuters)

Diego Maradona llegó a Bielorrusia para comenzar a desempeñar sus funciones como presidente del club Dinamo Brest. Tras su paso por el Mundial de Rusia, "El Diez" aterrizó en el país europeo y fue recibido por un numeroso grupo de fanáticos.

(Reuters)
(Reuters)

Este martes, además, el ex entrenador de la selección argentina mantendrá una reunión con el presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko.

(Reuters)
(Reuters)

Maradona llegó a su nuevo destino laboral en un avión privado, acompañado de su abogado Matías Morla. Al argentino lo recibieron con honores: hubo una alfombra roja y una banda que tocó el himno. Como su visita tiene carácter de Estado, Diego fue escoltado en todo momento por la seguridad presidencial.

Cientos de hinchas del Dinamo Brest esperaban su llegada y lo acompañaron en el trayecto desde el aeropuerto hasta el hotel. El arribo del astro argentino provocó una verdadera revolución. Los fanáticos, vestidos con la camiseta del equipo y otros hasta con remeras del "Che" Guevara, se agolparon sobre el vehículo para pedirle autógrafos y fotos.

Este lunes por la noche, Maradona estará presente en el primer partido oficial de la temporada de su nuevo equipo. El martes, se entrevistará con el presidente. El objetivo de la reunión es hablar del plan que el argentino tiene pensado para el desarrollo del fútbol para los jóvenes en el país.

Por el momento, "El Diez" se alojará en la suite presidencial de un famoso hotel de Brest -la capital de Bielorrusia-, hasta tanto se traslade a la mansión en la que residirá de manera permanente.

SEGUÍ LEYENDO: