"Sabíamos con el peleador que veníamos a pelear. Estuvo con el jab como peleó siempre. Entraba y salí muy rápido. Por ahí me até un poco". Lucas Matthysse hacía unos pocos minutos que había caído ante Manny Pacquiao  por nocaut en el 7° round en el Axiata Arena de Kuala Lumpur cuando explicó los motivos de su derrota.

"Me agarró un golpe justo, pero estaba muy bien. Por eso miré a mi rincón y dije que estaba bien. Me paré y seguí peleando", sentenció sobre la primera de sus tres caídas, que se desarrolló en el tercer asalto.

"Hice una buena pelea. Sentía las manos pero el impacto nomás", señaló más allá de las críticas que generó su rendimiento. "Se quedó a pelear. Es un gran peleador. Por ahí me ató un poco eso de que entraba y salía. Hizo un buen trabajo. Hoy en día no salieron las cosas como queríamos", analizó.

Matthysse cayó en el séptimo round y no volvió a levantarse (AFP)
Matthysse cayó en el séptimo round y no volvió a levantarse (AFP)

Matthysse definió a su rival como "un gran peleador" y un "gran campeón". Al mismo tiempo, envió mensajes para el país con un inesperado exabrupto sobre el ring: "Un saludo para Argentina. Perdón, pero estoy bien. ¡Aguante Argentina la concha de su madre!".

"Hoy me tocó perder. Perdí ante un gran campeón. Una leyenda", reafirmó.

Si bien ahora habrá que esperar los pasos a seguir, puso en duda su futuro como profesional: "Ahora no pienso en nada. La pelea se hizo. Se perdió, pero me voy con la cabeza en alto. Quiero volver a mi casa, vamos a ver si vuelvo al gimnasio. Llegué a lo más alto que un boxeador puede llegar. Peleé y perdí con uno de los mejores libra por libra del mundo".

Seguí leyendo: