Lucas Matthysse sufrió una dura derrota ante el filipino Manny Pacquiao luego de caer en el 7° round y no levantarse ante el conteo del árbitro. El púgil argentino no pudo cumplir con las expectativas y cedió la corona de campeón mundial welter AMB.

Si bien la caída no fue impactante, el nacido en Trelew quedó conmocionado mirando al juez del match. El golpe que desencadenó la derrota se desarrolló cuando faltaban pocos segundos para el final de la séptima vuelta, luego de un gancho al mentón que logró traspasar la guardia del latino.

El trámite del combate ya había sido esquivo para la "Máquina", quien nunca pudo conectar un golpe limpio sobre el "Pac-Man" y para colmo conoció la lona en dos ocasiones previas.

La primera caída se dio en el tercer round, con un zurdazo al mentón ante una débil defensa de Matthysse.

En el quinto round había puesto una rodilla en el suelo de manera deliberada, alegando un dolor más allá de no haber recibido ningún golpe en ese momento.

Seguí leyendo: