Fernando Signorini, preparador físico que acompañó a Diego Maradona en gran parte de su carrera como futbolista, realizó polémicas declaraciones sobre su adicción a las drogas. Además, lo definió como "genial, adorable y un gran hijo de puta".

Antes de la disputa del Mundial de Estados Unidos 1994, el Diez convocó a Signorini para ponerse a punto y liderar al equipo de Alfio Basile. El preparador recordó: "En un primer momento le dije que no, que ya había jugado tres y para qué quería jugar otro. Pero iba a ser la primera vez que Dalma y Gianinna lo iban a ver jugar".

Signorini es una de las voces del documental Maradona confidencial que se estrenará hoy a las 20 en National Geographic y dejó fuertes frases.

"Hay razones que justifican el hecho de que un chico que sale de los lugares que sale y de pronto está en la cima del mundo, al que se le exige que tiene que hacer todo bien, busque alguna manera artificial de estar a la altura de lo que él quiere. Él solo no podía. La muchedumbre exigía más, los dirigentes exigían más, los medios de difusión exigían más, todo el mundo le exigía", reflexionó sobre el pasado como futbolista de Diego.

Y dentro de ese contexto, hizo referencia a su adicción a la cocaína: "Debe ser que la droga te da esa cosa que a vos te falta para poder representar el rol en esta nueva versión del circo romano que es la sociedad de hoy. Es pura hipocresía. Hasta bien hizo Diego en drogarse. Porque si no lo hubiera hecho, seguramente no hubiera podido, de ninguna manera, llegar a donde llegó".

Por otra parte, el profe de la Selección en Sudáfrica 2010 dio detalles de la la preparación de Maradona en la Copa del Mundo del 94 y su exclusión. "Estaba haciendo una dieta con Daniel Cerrini, que le daba un montón de pastillas. Yo le dije 'no, mirá, de esta manera no. A paja y trigo vos llegás, nada de cosas raras'".

Signorini y Maradona durante la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010 (AFP)
Signorini y Maradona durante la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010 (AFP)

En los meses previos, Signorini y Maradona estuvieron 12 días en La Pampa, donde el entonces jugador de la Selección realizó una mini pretemporada.

"Había dejado la cocaína. No había llevado ni medio miligramo. Una noche me despierto y Diego me estaba mirando con los ojos fijos. Me hizo una seña, yo rápidamente me cambié y salí. Le había venido el síndrome (de abstinencia). Lo recuerdo con mucha emoción porque solamente Diego y yo sabemos el esfuerzo brutal que hizo para poder derrotar a esa puta cocaína y darle el gusto a dalma y Gianinna", rememoró.

Fue Signorini quien le dio la noticia a Diego del doping por efedrina en Estados Unidos. Según contó, el número 10 albiceleste gritó de forma brutal para desahogarse y sacarse la rabia: "No quería que ese momento fuera realidad".

¿Qué le dijo Signorini a Cerrini? "Que se tomara un avión al fin del mundo porque estaba llegando Don Diego y, si lo veía, le iba a pegar un tiro en la frente".

SEGUÍ LEYENDO