La enfermera le indica el camino hacia el vestuario a Maradona (Getty)
La enfermera le indica el camino hacia el vestuario a Maradona (Getty)

25 de junio de 1994. El estadio Foxboro de Boston había sido testigo de la victoria frente a Nigeria y clasificación de la Selección a los octavos de final de la Copa del Mundo en Estados Unidos. Pero los fanáticos argentinos no se fueron del todo tranquilos: una enfermera se había llevado de la mano a Diego Maradona, quien había sido sorteado para el control antidoping.

Después, lo que todos saben: el positivo del 10 argentino, su exclusión del Mundial, las declaraciones que quedaron para la posteridad ("Me cortaron las piernas") y la eliminación del equipo dirigido por Alfio Basile en manos de Rumania.

"Al final del partido, ¿quién tendría que someterse a la prueba antidoping? Era el número 10 de Argentina. Y recuerdo la reacción de Julio Grondona en ese momento. Se hizo la señal de la cruz y dijo: que Dios nos ayude". Este es uno de los fragmentos en los que Joseph Blatter, por ese entonces secretario general de la FIFA, habla de Diego en Maradona confidencial: la furia de Dios, que se estrenará este domingo (a las 20 por National Geographic).

El ex funcionario estuvo presente junto al cuerpo médico que comunicó en conferencia de prensa su doping en Estados Unidos por la presencia de cinco sustancias en su orina: efedrina, norefedrina, pseudoefedrina, norpseudoefedrina y metaefedrina.

El largometraje al que Infobae ya tuvo acceso tiene imágenes inéditas y se enfoca principalmente en la carrera de Maradona futbolista y su vínculo con las drogas. Cuenta con videos de la televisión italiana y además de los argentinos Pedro Pasculli, Abel Balbo (ex compañeros en la Selección) y Fernando Signorini (histórico preparador físico personal del Diez), también exhibe testimonios de Corrado Ferlaino (ex presidente del Napoli), Ciro Ferrara (ex compañero en Napoli) y Diego Maradona Junior, entre otros.

"Él (Maradona) cometió errores que la iglesia católica suele calificar como pecados. Pero si pecas, puedes pedir perdón y recibir una absolución", manifestó un risueño Blatter, que con 82 años está alejado del fútbol después de haber sido involucrado en el FIFA Gate y ser acusado de administración fraudulenta.

SEGUÍ LEYENDO