La incertidumbre domina la escena en el mundo Del Potro y su debut en Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada que comenzó hoy en París. El tandilense continúa con su recuperación del desgarro en el aductor izquierdo que sufrió el pasado 17 de mayo en el Masters de Roma y aunque su intención de jugar es absoluta sabe que descuidar su físico podría traerle mayores problemas a futuro.

Juan Martín Del Potro (REUTERS)
Juan Martín Del Potro (REUTERS)

"A veces estoy bien y a veces me siento un poco incómodo todavía. Posiblemente arranque el martes, lo que me da un poco más de tiempo para seguir con esta recuperación que va día a día", dijo el tandilense con cierto ánimo de esperanza para poder afrontar el debut ante el francés Nicolas Mahut, el rival que le deparó el cuadro.

(REUTERS)
(REUTERS)

En declaraciones a ESPN, el argentino, N°6 del ránking mundial, agregó: "A veces digo 'bueno, voy a estar bien para jugar' pero después entiendo que hay un riesgo alto y cuando dejo de pensar en lo que fue mi lesión y mi recuperación ahí es donde me mareo un poco pero por suerte tengo mi equipo que siempre me aclara el panorama, me saca todas las dudas que puedo tener y hoy por hoy me encuentro en esta situación en que solo pienso en las 48 hs. que tengo por delante y en hacer lo entrenamientos que me quedan para decidir a último momento, si no pasa nada raro antes, ver si estoy en condiciones de jugar".

(REUTERS)
(REUTERS)

Del Potro contó que la molestia en la zona de la lesión persiste y se agrava al momento de deslizarse hacia los costados, un movimiento imposible de evitar en polvo de ladrillo. "Por ahora me estoy recuperando, haciendo buenos ejercicios de rehabilitación, no perdí el juego pensando en que si entro a jugar no estar tan fuera de timing, pero es día a día. Voy cumpliendo los entrenamientos como tengo pactado, a veces tengo sensaciones buenas y otras me veo muy justo sobre la fecha y sé que para jugar un Gran Slam y no sentirme 10 puntos o al menos andar por ahí es dar mucha ventaja".

(EFE)
(EFE)

Por último Juan Martín se refirió a las consecuencias que tendría arriesgar su físico: "Conozco mi cuerpo, tengo experiencia en este tipo de situaciones pero me quedé en Europa para darme la chance de recuperarme, de intentarlo. Distinto hubiera sido si me volvía a casa porque era descartarme automáticamente pero con el médico coincidimos en recuperarnos acá, en ir día a día y bueno, estoy en París, estoy en Roland Garros y todavía estoy por acá…"

SEGUÍ LEYENDO