Guillermo Barros Schelotto, entrenador del Boca bicampeón de la Argentina (Foto: Nicolás Aboaf)
Guillermo Barros Schelotto, entrenador del Boca bicampeón de la Argentina (Foto: Nicolás Aboaf)

Guillermo Barros Schelotto afrontó la conferencia de prensa mucho más aliviado. Boca acababa de golear a Alianza Lima y como Junior no venció a Palmeiras en Brasil, se clasificó a los octavos de final de la Copa Libertadores en la última fecha de la fase de grupos.

"Hubiera sido injusto quedar afuera. Cumplimos con los dos objetivos. En líneas generales, terminamos muy bien", resaltó el Mellizo, quien ante las suspicacias generadas por "las ganas" que tendría Palmeiras de dejarse perder para eliminar a Boca remarcó: "La final nuestra estaba acá. Debíamos ganar el partido para poder clasificar".

Y volvió a cargar contra Ariel Holan, DT de Independiente: "El jugar con suplentes (en relación al Palmeiras, que mantuvo a solo dos titulares en el primer equipo) no significa que vayas a perder. El fin de semana pasado se dudó de nosotros y de nuestra capacidad y el que tenía que ganar el partido no lo ganó. Por eso nosotros debíamos ganar hoy".

Al igual que Pablo Pérez, Guillermo se refiere a los dichos por Ariel Holan quien generó suspicacias en el final de la Superliga Argentina porque Boca, quien ya se había coronado campeón, colocó un equipo con mayoría de suplentes ante Huracán, rival directo de Independiente en la lucha por la clasificación a la próxima Copa Libertadores. Finalmente, el Xeneize empató con el Globo y el Rojo, que si ganaba se aseguraba su cupo en la próxima edición del torneo continental, perdió ante Unión.

La conferencia de prensa tuvo además un momento caliente cuando un periodista le dijo a Barros Schelotto que Boca "sufrió" en el final del torneo. "No se sufrió. Boca salió campeón faltando dos fechas en los últimos dos torneos. No sufrimos. Teníamos que ganarle a Unión y empatar con Gimnasia y lo logramos. Aún quedaba el resto del partido con Huracán. Habíamos sacado una diferencia de nueve puntos que parecía que terminábamos antes con el torneo, pero no fue un campeonato peleado ni sufrido. Tuvimos cierta diferencia con el resto".

El Mellizo reconoció que si se perdía con Alianza Lima lo iban a "criticar" y la no clasificación sería "dolorosa". Sin embargo, destacó la actuación del equipo que ganó independientemente de lo que sucedió con Palmeiras y Junior. También dijo que a Barrios prefirió no arriesgarlo, "porque no estaba al 100 por 100" y en relación a la posibilidad de que River sea el próximo rival en los octavos de final de la Copa Libertadores, reconoció: "Ni lo pensé todavía. Cualquier equipo está bien y nuestro objeto es llegar a la final".

Antes de terminar, casi que dio por descontada la venta de Cristian Pavón luego del Mundial de Rusia 2018. "Su presente es un logro de Boca y de todos los que lo potenciamos para que alcance este nivel. Ojalá juegue el Mundial y le vaya bien. Habrá que ver qué pasará con él después. Es difícil porque la continuidad de Pavón no depende solamente de él, sino de la oferta que si es un número cercano a la cláusula será imposible rechazarla. Por el tema Pavón no podemos hacer nada".

SEGUÍ LEYENDO: