El torneo ahora está al rojo vivo y que permanezca en ese estado dependerá de lo que haga San Lorenzo mañana: el líder Boca cayó por 2-1 en condición de local ante Defensa y Justicia y encendió la esperanza en Boedo.

Recién comenzaba el partido cuando toda la Bombonera se sorprendió al visualizar una serie de errores propios: una pelota profunda por el sector derecho dejó mano a mano a Nicolás Fernández con los marcadores centrales. En el enganche los dejó en el camino y, a pesar de la mano de Lisandro Magallán dentro del área, pudo posicionarse para habilitar a Fernando Márquez. El Cuqui no falló en el mano a mano con Agustín Rossi y marcó el primer tanto del duelo.

Media hora de juego debió pasar para que el Xeneize alcance la ansiada igualdad en el marcador. Edwin Cardona abrió desde el centro hacia la derecha para el ingreso de Cristian Pavón. El centro picante del delantero encontró a Walter Bou en el primer palo, quien con un gran gesto técnico cabeceó la pelota y logró nivelar las acciones.

Inmediatamente después del gol, el Halcón desperdició una oportunidad inmejorable para volver a pasar al frente: Fernández aprovechó una desatención entre los marcadores centrales y tras una mala salida de Rossi quedó solo ante un arco vacío. El remate fue defectuoso y la pelota salió por al lado del palo. Unos minutos más tarde, Uvita debió salir de la cancha por una lesión en su rodilla.

El dueño de casa fue construyendo un espacio de ataque sin demasiadas sorpresas pero contundente. Lo tuvo Pavón, pero el disparo débil no exigió a Ezequiel Unsain. Pudo haber festejado Bebelo Reynoso y obligó al ex arquero de Newell's a lucirse. También estuvo cerca de celebrar Nahitan Nandez y no logró rematar con eficacia.

Y los goles que se fallan en un arco, terminan ingresando en el propio. La máxima futbolera se cumplió con precisión: Magallán entregó mal la pelota al medio a la media hora del segundo tiempo y terminó regalándole una inigualable habilitación a Márquez, quien la clavó en el ángulo en el mano a pie con Rossi.

No pudo igualarlo Ramón Ábila en una de las últimas acciones y así Boca vio como se le escapaba una gran oportunidad de dejar el campeonato casi sentenciado. La pelota quedó del lado de San Lorenzo, que si mañana vence a Godoy Cruz quedará a cinco puntos de la cima cuando restarán cinco fechas por disputarse.

¿La buena para Boca? Guillermo Barros Schelotto quebró el récord de Carlos Bianchi y alcanzó las 40 fechas consecutivas como puntero del campeonato.

El Halcón gracias a este triunfo saltó hasta los puestos de clasificación a la Copa Sudamericana.

Estadio: Alberto J. Armando
Árbitro: Fernando Rapallini
Televisa: TNT Sports

TABLA DE POSICIONES