Claudio Tapia quiere quitar los promedios del fútbol argentino (NA)
Claudio Tapia quiere quitar los promedios del fútbol argentino (NA)

El último 8 de Enero el área de Prensa de la AFA le realizó un reportaje al Presidente de la AFA con el objetivo de destacar públicamente la gestión hasta ahora realizada y proyectar algunos aspectos del planeamiento futuro.

Uno de los párrafos estuvo referido al sistema de los descensos. En tal sentido Claudio Tapia dijo: "De acá a tres años no se va a jugar más con promedios. Me parece que son los cambios que hay que producir en el fútbol, acompañado de torneos más profesionales, donde podamos revalorizar éste producto que tenemos".

Su intención es que dentro de tres años los descensos no se diriman más por la tabla de promedios (Nicolás Aboaf)
Su intención es que dentro de tres años los descensos no se diriman más por la tabla de promedios (Nicolás Aboaf)

Tal aseveración del presidente no nos resulta oportuna en el punto de partida de un nuevo orden en el Fútbol Argentino. Requeriría cuanto menos de un tiempo de mayor evaluación para llevar a cabo un cambio tan drástico y tan probado a lo largo de la historia de la AFA.

Y sobre todo teniendo en cuenta que luego Tapia agregó: "No es justo que un presidente electo pague por los errores del que estuvo antes". O sea que los hinchas y los socios importarían menos que la gestión de quien al postularse sabía cual era la situación de su equipo en la tabla.

Boca y River, los dos principales protagonistas del fútbol argentino (Télam)
Boca y River, los dos principales protagonistas del fútbol argentino (Télam)

Algunos funcionarios con experiencia que afortunadamente conserva la AFA podrían asesorar al presidente respecto de las experiencias vividas en uno y en otro sentido. O sea con descensos por promedio o con descensos directos.

Sabría entonces que entre 1957 y 1966, durante la presidencia de Raúl H. Colombo, la AFA adoptó el sistema de promedios en un contexto en el cual no existían competencias internacionales organizadas por la Confederación Sudamericana de Fútbol, cuya agenda hoy resulta tan exigente como prioritaria.

Quedaba clara entonces la intención de poner a cubierto a los clubes "grandes" de cualquier contingencia como "un mala temporada" que pudiera provocarle el descenso. Salvados los clubes grandes de todo riesgo emergente se quitaron los promedios y se regresó al sistema más conocido: descenso directo.

Pero en 1981 habría de ocurrir un hecho gravísimo en la vida institucional de la AFA, una mancha de difícil olvido: el descenso de San Lorenzo a la Primera B. Este hecho fraudulento hubo de llevarse a cabo porque el sistema del descenso directo, además, no dejó espacio para el debate.

Como está registrado en la historia, San Lorenzo disputó el partido final contra Argentinos Juniors en la cancha de Ferro Carril Oeste el 15 de Agosto de 1981 y perdió 1 a 0. Pero el arquero uruguayo Carlos Gualberto Alles, de Argentinos, estuvo mal incluido y así quedó claramente constatado por la documentación incluida en el expediente del Tribunal de Disciplina (de Penas, por entonces) cuyo fallo resultó un fraude.

En los archivos de la AFA, más precisamente en el Boletín Oficial del Tribunal, podrán leerse las piezas brillantes de Walter Ajolfi, quien se apartó como Presidente del Cuerpo para ejercer la defensa de su club –San Lorenzo- y de Juan Manuel Salas de Estudiantes de la Plata, más tarde nada menos que Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Esos dos votos en disidencia fueron acompañados por otros dos, y se convirtieron en joyas de la juridicidad deportiva. La votación para dar por válido el descenso de San Lorenzo fue muy ajustada, con un final de 5-4.

El problema fue que a Julio Grondona le resultó imposible imponer la Justicia, pues si lo hacía implosionaba la AFA toda vez que cientos de jugadores estaban en las mismas condiciones de "ilegalidad inmigratoria" de Alles. O sea que podrían protestarse todos los partidos donde jugadores extranjeros especialmente de países limítrofes no cumplían con la documentación de un organismo militarmente intervenido- la Dirección Nacional de Migraciones- a cargo del un Gobierno Militar como el del General Roberto Eduardo Viola.

Julio Grondona no pudo evitar el descenso de San Lorenzo (NA)
Julio Grondona no pudo evitar el descenso de San Lorenzo (NA)

Por aquellos años la situación de ilegalidad era común y hasta admisible en el mundo del fútbol, pues los controles no eran rigurosos y con solo cruzar a Colonia en Aliscafo, hacer una entrada a Uruguay y regresar a Buenos Aires, se convalidaba la irregularidad documentaria. Algo parecido a lo que ocurre hoy en Rusia o Ucrania.

Hace unos años Don Ricardo Petracca, ex presidente de Vélez Sarsfield, modelo de dignidad de la dirigencia argentina, me confesó que aquellas habían sido horas de enorme aflicción en la vida de Julio Grondona, pues sabía que convalidaba una injusticia, pero estaba bajo la presión de un desastre institucional si se anulaba el campeonato o no se producían los descensos de San Lorenzo y Colón. El viejo y prestigioso dirigente también recordaba con dolor como presionó el General Guillermo Suárez Mason – hincha de Argentinos y Comandante del Primer Cuerpo de Ejército – para que saliera el fallo "así como estaba" al tiempo que el Brigadier Julio César Santuccione, ex dirigente de Independiente, luego Jefe de la Policia de Mendoza, mandó a dispersar con la Infantería a los hinchas de San Lorenzo agolpados frente a las puertas de la AFA.

El General Guillermo Suárez Mason presionó para que el fallo saliera “así como estaba” (NA)
El General Guillermo Suárez Mason presionó para que el fallo saliera “así como estaba” (NA)

No fue todo. En una comunicación telefónica, Joao Havelange, presidente de la FIFA en esa época, le anticipó a su amigo Julio Grondona que si la AFA declaraba nulo su torneo o se comprobaban irregularidades inmigratorias de jugadores fichados en los registros oficiales de la AFA, había riesgo de una sanción que hasta podría costarle a la Selección Argentina, campeona del mundo, no poder participar del Mundial de España 82'.

Fue en tales circunstancias que Julio Grondona no tuvo dudas respecto de la reimplantación de los promedios a partir de 1983, año en que se fueron Racing y Nueva Chicago por promedios y que con el sistema del descenso directo habría hecho descender a River Plate.

Racing descendió en 1983
Racing descendió en 1983

El escándalo San Lorenzo no fue el único factor por el cual la AFA volvió al método de los promedios. La hipótesis argumental fue que tres años le permiten a los dirigentes corregir rumbos, modificar políticas, tener "aggiornado" el estado de la situación y que una pérdida de categoría nunca se dará por el traumático hecho de un último encuentro y depender de resultados que se den en otras canchas con un estadio angustiado. Si los equipos fueran 20, los descensos se producirían tras 114 partidos; y si fueran 22, como está previsto para el 2020, cada equipo tendrá 126 encuentros para sumar puntos antes de descender. Y no rebrotarían aquellos malditos tips aún vigentes de "escucho ofertas", "tengo el teléfono abierto", "hay tantas miles de razones para que tal equipo juegue a muerte o incentivado, que es una figura penada por la ley igual que el soborno", o los famosos valijeros que el fútbol tuvo (o aun tiene) cuando un equipo no juega por nada y su rival por "todo".

Cualquier lector que revise ciertos resultados llamativos o "curiosos" advertirá que una manera de preservar la mayor cuota de decencia posible es que siempre se juegue por algo. Y ese algo puede ser nada menos que ganar éste año todos los puntos de un segmento final de Torneo, pues tendrán incidencia con aquello que pudiere ocurrir en el próximo. Los puntos más valiosos son aquellos que no cambian el status de la categoría que mejor paga, que más prestigio otorga y que mejores condiciones de exponibilidad ofrece a cualquier jugador para el futuro.

(Télam)
(Télam)

Es por esto que llama la atención el anuncio de Tapia. Su condición de discípulo de Julio Grondona en la dirigencia del fútbol le ha permitido tener conocimiento sobre los hechos fehacientes y vergonzantes de cómo con descensos directos se generan "sociedades dolosas de varios equipos que marcan a los dos que habrán de descender y en función de tal se amañan los partidos entre ellos para perjudicar a esos terceros señalados. También sabe Chiqui, como viejo dirigente, que el amañe es primero el resultado arreglado entre los dos que juegan entre sí y después aquellas acciones degradantes para debilitar a los"terceros perjudicados" con provocaciones que conduzcan a inevitables expulsiones o lesiones de potenciales adversarios.

Suele apelarse a Europa como el paradigma inequívoco. Los ejecutivos de la Superliga y los dirigentes de la AFA parecen haberse fijado como meta ser Europa. No tiene nada de malo, a no ser que justamente en Europa es donde más amañe de partidos se produjeron. Las diferencia es que allí las justicias deportivas u ordinarias han logrado investigar, comprobar y sancionar hasta penalmente.

(Photo by New Press/Getty Images)
(Photo by New Press/Getty Images)

El "Calciopoli" de Italia mandó al descenso a la Juventus en 2006 además de quitarle los títulos de 2004-2005 y 2005-2006, enviándolo con 17 puntos menos a la Serie B. Pero también fueron sancionados y por lo tanto descendieron Lazio, Milan, Fiorentina y Reggina por acciones delictivas probadas en arreglo de partidos y apuestas. Fue preso el Secretario Deportivo, Gianluca Pessotto, quien intentó suicidarse en la cárcel acusado de ser el instigador de los partidos arreglados. En Francia sancionaron al poderoso Olympique de Marsella y a su presidente, el millonario Bernard Tapie, por arreglar un partido con el Valenciennes y lo mandaron al descenso. En España acaban de iniciar una investigación por 50 partidos sospechados de fraude en las series de ascenso que terminará afectando al futbol de España en general, cuando se comprueben los intereses de los clubes de la Liga con sus equipos filiales. Ni hablemos de otros países como Turquía, Croacia o Albania.

No está mal que el Fútbol Argentino mire a Europa, si como ellos fuéramos capaces de subordinarnos a la Justicia. Ahora, si le devolvemos 10 puntos a Riestra -de los 20 con que fuera sancionado por el Tribunal de Disciplina- por que alguien importante desde algún lugar lejano se lo pidió a alguien igualmente importante y un Tribunal de Apelaciones saca un insólito e infundamentado fallo el último día del año, el discurso y la realidad del Fútbol Argentino van por veredas diferentes.

Finalmente Deportivo Riestra fue sancionado con una quita de 10 unidades (Telam)
Finalmente Deportivo Riestra fue sancionado con una quita de 10 unidades (Telam)

Claudio Tapia sabe que rápidamente le impondrán las Sociedades Anónimas. Es una aspiración gubernamental y la AFA soporta aún una enorme injerencia oficial. No debería de perder de vista entonces que tras las Sociedades Anónimas llegaran las apuestas legales, que hoy son clandestinas. Tal lo anunciado oficialmente, la Lotería Nacional cesará en sus funciones en un año según un decreto ya suscripto por la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Dra Carolina Stanley, y no resulta difícil presumir que esas apuestas quedarán en manos de empresas privadas que se dedican a explotar los juegos de azar. Podría darse, "entonces, acaso, tal vez, en una de esas" que la AFA y las apuestas queden vinculadas a través de actores comunes con intereses en ambos lados. Y eso obligaría, cuanto menos, a repensar como se pone a salvo la transparencia. Los descensos directos no parecen recomendables ante esta posibilidad.

El contexto sobre el futuro del Fútbol Argentino nos pone frente a un escenario complejo. A los ojos distantes del periodista, hoy la AFA y la Superliga dividen los intereses del Fútbol Argentino. Y en estos casos la estrategia política del poder siempre tiende a generar brechas internas entre los llegaron por ser aliados y la única manera de debilitarlos para cualquier acción política futura es dividirlos. Se valora el emprolijamiento administrativo que está logrando Chiqui Tapia sin perder de vista que la AFA no es una empresa, es una institución. Y que los clubes no son sujetos comerciales, sino verdaderos mundos que dan contención y calidad de vida a sus socios. El dinero que genera el fútbol es de los clubes antes que de las empresas que lo usufructúan. Y tanto Tapia como los dirigentes que lo acompañaron para llegar a la Presidencia saben muy bien que no es el propósito de lucro aquello que debiera priorizar la AFA, pues ese es un objetivo de las empresas y no de las instituciones.

La AFA y una decisión que marcará el futuro del fútbol argentino
La AFA y una decisión que marcará el futuro del fútbol argentino

Modificar el sistema de descensos, permitir sociedades anónimas que terminaran absorbiendo antes que a nadie a los clubes más modestos, los del ascenso y del Interior que apoyaron a Tapia, y darle accesibilidad irremediable a las apuestas a través de empresas privadas resulta en principio un peligroso cocktail para la salud del fútbol.

Antes de cumplirse el primer año de mandato y tras el desastre heredado de la Comisión Regularizadora, el Fútbol Argentino no espera que Tapia realice grandes cambios, sino que consolide los puntos fundamentales de una doctrina que conoce muy bien. Si logra liderar bajo el imperio de la unidad comprobará una vez más que "todo pasa" (los gobiernos también…).

LEA MÁS: