(Amilcar Orfali)
(Amilcar Orfali)

"Estoy trabajando todo el tiempo, dos entrenamientos por día, que son largos. Voy con mucha paciencia, ya van dos meses desde la lesión, tengo que recuperar músculo, movilidad…". El que habla, con la cautela y el entusiasmo que les imprime a la recuperación, es Fernando Gago. El mediocampista, de 31 años, se repone de la ruptura de ligamento cruzado anterior, lateral medial y menisco externo de la rodilla derecha que sufrió con la camiseta de Argentina frente a Perú, por las Eliminatorias. "La jugada no la volví a ver. Fue una desgracia", describe lo que fue su tercera lesión grave en su carrera: en 2015 y en 2016 se había roto el tendón de Aquiles de su pierna izquierda. "Por ahí mi vida futbolística tendrá que ser así. Será una demostración a mí mismo para salir adelante. Trato de buscarle todo lo positivo", explicó el volante de Boca el espíritu que adoptó para sobrellevar el duro trance.

(Getty Images)
(Getty Images)

Tener siempre a mano el anzuelo con la carnada, una motivación cercana, es la fórmula que encontró Gago para empujar, según comentó en charla con Closs Continental. "Me operé y al otro día ya estaba pensando en la recuperación, preguntando cuándo podía empezar a hacer algo. No me pienso tomar vacaciones. Yo tengo en mi cabeza una fecha de vuelta al entrenamiento. Es un objetivo para motivarme", confirmó. El premio mayor para su esfuerzo espera en Rusia. "Yo creo que me dan los tiempos para el Mundial. Es mi ilusión. También está el tema rendimiento; sé que tengo que estar en un nivel muy alto", confesó su mayor esperanza.

"El año que viene tengo tres competencias muy importantes por delante: la Libertadores, el torneo local y el sueño del Mundial. Es lo máximo. Y a mi edad sería la última posibilidad", resaltó el motivo de su obsesión. ¿Recibió algún guiño de Jorge Sampaoli y su cuerpo técnico? "He hablado después de la lesión con el entrenador de la Selección. El apoyo está, porque se pusieron a disposición para todo, tanto el cuerpo técnico como el cuerpo médico. Además, hay muchos jugadores a los que considero amigos, como Lionel Messi", agradeció.

(Getty Images)
(Getty Images)

Por último, el mediocampista se refirió al presente de Boca, que a pesar de su lesión y la de Darío Benedetto retuvo la cima de la Superliga, reponiéndose de dos derrotas consecutivas. "Es normal que el equipo sienta las lesiones. "Pipa" es el goleador, y los jugadores que ingresan tienen otras características. Pero el equipo ha logrado mantenerse". Y le dedicó un elogioso párrafo aparte a Edwin Cardona: "Tiene un talento increíble, es de selección. Tiene muy buena pegada y muy buena visión de juego. Es difícil adaptarse a otro país, le tocaron las desgracias de las expulsiones. Pero entiende el fútbol, nos entendíamos bien en la cancha cuando nos tocó jugar juntos". Volver a construir paredes con el colombiano, entonces, aparece como un nuevo incentivo para Gago en pos de completar la epopeya de una nueva recuperación.

LEA MÁS: