AFP PHOTO / Mladen ANTONOV
AFP PHOTO / Mladen ANTONOV

Pasó la victoria frente a Rusia, está en proceso de digestión el duro traspié ante Nigeria. La Selección continuará en 2018 con su preparación para el Mundial de Rusia y ya asoman amistosos en el horizonte con el objetivo de afinar la puesta a punto, incluso, con una posible ventana para que Jorge Sampaoli pueda observar futbolistas del medio local. A saber…

La próxima aparición de la camiseta argentina se daría en febrero: en la Asociación del Fútbol Argentino están trabajando para cerrar uno o dos partidos con una Selección con jugadores exclusivamente de la Superliga. Todavía están en negociaciones los rivales y las sedes, aunque se supone que se disputarán en el Interior.

El último partido ante Italia, disputado en agosto de 2013 (Getty)
El último partido ante Italia, disputado en agosto de 2013 (Getty)

En marzo, sí, habrá doble fecha FIFA. Y allí el cuerpo técnico apuesta fuerte a exprimir los días de trabajo y los minutos de acción para sacar conclusiones definitivas. El primer duelo está cerrado y firmado, aunque habrá que ver si la catástrofe de San Siro termina generando cambios. En principio, el 23 de marzo, Argentina se probará en Basilea (Suiza) ante Italia, el único campeón del mundo que se quedó sin pasaje a Rusia. Luego, la intención de Sampaoli es testear al equipo ante un combinado africano o asiático. Así, el principal candidato es Marruecos y la ciudad de Lille, en Francia (hoy hogar de Marcelo Bielsa) albergaría el amistoso. Otro adversario en carpeta: Arabia Saudita.

Un anhelo de la AFA es que la Selección pueda despedirse del país jugando un amistoso antes de partir hacia la preparación premundial que, según se planifica, será en Barcelona y en Moscú. Sin embargo, es complicado que los calendarios lo permitan: la final de la Champions League, por ejemplo, está pautada para el 26 de mayo. Y el Mundial comienza el 14 de mayo.

(Reuters)
(Reuters)

Eso sí: dado que el entrenador desea algo de rodaje en los días previos al debut, existe la intención de reeditar una vieja cábala. Es que Argentina se consagró campeón en México 1986 y unos días antes de su presentación visitó a Israel en Ramat Gan: ganó 7-2. En consecuencia, repitió el viaje en 1990 (venció 2-1) y en 1994 (3-0). El partido-amuleto recién cambió de sede en 1998: se jugó en Jerusalem y por primera vez el triunfo fue del local, 2-1. Posteriormente se discontinuó. Y Claudio Tapia, presidente de la AFA, ya comunicó su deseo de reflotarlo, tal vez, para convocar a los buenos espíritus del 86…

LEA MÁS: