"Golpe de Estado". Ése fue el concepto que utilizó Ernesto Cherquis Bialo en su análisis para explicar el desconcertante segundo tiempo de la Selección, en el que la defensa ofreció todas las ventajas posibles. "Los jugadores de la Selección le dieron un golpe de Estado al director técnico para demostrarle que su obcecada posición respecto de jugar con tres en el fondo resulta por lo menos de reanálisis de cara al Mundial", subrayó, basándose en los tres goles recibidos luego de un primer tiempo en el que Argentina dejó una buena imagen y tuvo "una solidez defensiva extraordinaria".

La teoría del analista de Infobae ofrece un aviso amplio, una bajada de línea de los referentes al cuerpo técnico. "El mensaje está claro: 'Vea maestro, vamos a tener muchos Nigerias en nuestra vida, algunos amistosos y otros en el Mundial Rusia 2018. Este tipo de equipos veloces y de contragolpe, que te pueden desbordar con los externos y te pueden provocar el 2-1. Sampaoli, éste no es el jubileo del fútbol, esto es un Mundial. A nosotros nos falta la gloria. Usted tiene más tiempo, a nosotros nos queda una chance, Rusia 2018. No estamos para regalarnos'. Es una demostración cabal de que no andan bien las cosas entre lo que el técnico les dice a los jugadores y lo que los jugadores esperan que el técnico les dijera".

(AP Photo/Sergey Pivovarov)
(AP Photo/Sergey Pivovarov)

Cherquis Bialo concluyó con una interpelación directa a Jorge Sampaoli: "Salga de su trastorno obsesivo compulsivo. La Selección llegó para bendecir su vida. Usted está por debajo de la Selección y de los jugadores que dirige. Escucha a sus jugadores. Ellos lo van a llevar por el camino del triunfo".

LEA MÁS: