Filmus: “Trabajamos en una política integral hacia el Atlántico Sur”

El nuevo secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, detalla la agenda del Gobierno respecto de la reivindicación soberana sobre las islas, lamenta la baja en la intensidad del reclamo durante los últimos cuatro años y reivindica el camino del diálogo y la paz como el único posible.

“Es importante destacar que, en los últimos cuatro años, se siguió avanzando en el proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, algo que habíamos iniciado en 2010 durante el gobierno de Cristina Fernández”, dice Filmus. Foto: Archivo DEF.
“Es importante destacar que, en los últimos cuatro años, se siguió avanzando en el proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, algo que habíamos iniciado en 2010 durante el gobierno de Cristina Fernández”, dice Filmus. Foto: Archivo DEF.

“Lo que pedimos al Reino Unido es que se siente a dialogar, como lo hizo en enero de 1966, cuando el secretario de la Foreign Office [Michael Stewart] vino a la Argentina, se reunió con el canciller Miguel Ángel Zavala Ortiz y entablaron conversaciones”, expresó, en diálogo con DEF, Daniel Filmus, quien acaba de regresar al cargo que ocupó entre diciembre de 2013 y diciembre de 2015, durante los últimos dos años del gobierno de Cristina Kirchner.

El funcionario, que renunció a su banca de diputado para asumir esta función en Cancillería, recuerda que fue a partir de aquel diálogo, en los años 60, cuando nuestro país financió la construcción del aeropuerto de Puerto Argentino, llevó por primera vez combustible y el servicio de correo postal a las islas, un grupo de maestras argentinas se estableció allí para enseñar español en las escuelas y los adolescentes isleños solían finalizar sus estudios en el territorio continental argentino. El funcionario admite que la recuperación de la confianza mutua, luego de la traumática guerra de 1982, dependerá de “la capacidad que tengamos de generar las condiciones para que se pierdan los prejuicios respecto de las relaciones entre Argentina y la población isleña”.

-Usted ha sido muy crítico del gobierno de Mauricio Macri y su política sobre las Malvinas. ¿Considera que hubo un retroceso en los últimos cuatro años?

-Ha habido una baja en la intensidad del reclamo respecto de Malvinas y un descuido respecto de la defensa de la soberanía sobre nuestros recursos naturales. No estoy diciendo, de ninguna manera, que el gobierno de Mauricio Macri haya dejado de reclamar la soberanía. De hecho, nosotros, desde la oposición, lo hemos acompañado en Naciones Unidas y en otros foros. Sin embargo, el país debilitó su presencia en los organismos multilaterales en los que debía mantener el reclamo, y las medidas que tomó, incluido el comunicado conjunto Foradori-Duncan, generaron condiciones para la enajenación de los recursos naturales que pertenecen a los 44 millones de argentinos. También es importante destacar que se siguió avanzando en un proceso de identificación del ADN de nuestros soldados caídos en las islas, que nosotros habíamos iniciado en 2010, durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Vamos a seguir con esa tarea que, en una buena decisión, el gobierno de Macri decidió continuar.

-Hay dos temas puntuales del comunicado Foradori-Duncan de 2016: la explotación de los recursos naturales y el vuelo adicional desde San Pablo a Malvinas, con dos escalas mensuales en Córdoba, ¿los van a rever?

-Nosotros estamos en proceso de evaluación. Por ahora, no hay cambios en los vuelos. En el caso particular de la pesca, hemos decidido postergar las reuniones previstas hasta que se haga un análisis de qué impacto van a tener las investigaciones. Estamos en una etapa de evaluación, que significó la postergación de la reunión prevista para enero y la elaboración de una agenda propia para continuar.

Sobre la eventual extracción de petróleo en las islas, Filmus afirma: “Cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina”. Foto: Archivo DEF.
Sobre la eventual extracción de petróleo en las islas, Filmus afirma: “Cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina”. Foto: Archivo DEF.

-¿Cómo va a actuar el Gobierno respecto de la exploración y eventual explotación de petróleo en aguas de Malvinas?

-La ley está vigente y, por lo tanto, ninguna empresa que explore o explote hidrocarburos en Malvinas puede participar en licitaciones continentales u offshore de la Argentina. No solo eso, sino que, al iniciarse la demanda que nosotros planteamos, varias empresas decidieron abandonar sus concesiones en Malvinas y, si hubiera alguna nueva empresa que decidiera explorar en Malvinas, será advertida en forma inmediata. La ley es muy clara: cualquiera que explore o explote hidrocarburos en la plataforma continental argentina será demandado de acuerdo con la ley argentina. Para nosotros, las Malvinas son tan argentinas como el Obelisco.

-Un dilema que enfrenta la Argentina es cómo tomar en cuenta los intereses de los habitantes de las islas sin que ellos formen parte de la negociación bilateral con el Reino Unido.

-Ese tema se discutió en el ámbito de las Naciones Unidas en 1965, y se resolvió que debían tenerse en cuenta los “intereses” y no los “deseos” de los isleños. En ese sentido, la ONU ha sido muy clara: solo existen dos partes, la Argentina y el Reino Unido. Nuestra Constitución, en la cláusula sobre Malvinas, habla del “respeto del modo de vida de sus habitantes”. La democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y las condiciones de vida de los isleños. Ahora bien, fueron los propios isleños los que definieron que el Reino Unido manejara sus relaciones exteriores y su defensa. Está claro que el Reino Unido va a defender la mirada de los isleños, que son británicos. Nosotros estamos dispuestos a tener las mejores relaciones.

Para el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, “la democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y de las condiciones de vida de los isleños”. Foto: Archivo DEF.
Para el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, “la democracia argentina ha sido históricamente muy respetuosa de los intereses y de las condiciones de vida de los isleños”. Foto: Archivo DEF.

-El presidente anunció que va a enviar tres proyectos de ley al Congreso y uno de ellos tiene que ver con la ampliación del límite exterior de la plataforma continental.

-Argentina posee una plataforma continental que representa el doble del territorio continental. Debido a eso y al hecho de ser un país bioceánico, Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en una región muy vasta. Se necesita un espacio donde coordinarla, y ese espacio lo constituye esta Secretaría.

-¿Tiene algún impacto el reconocimiento de la Convemar del límite exterior de la plataforma continental en términos de nuestro reclamo soberano sobre Malvinas?

-Para ser precisos, lo que las Naciones Unidas reconoció ha sido la parte que no está en litigio. Lo importante es que la ONU haya reconocido que hay un diferendo territorial, como plantea la Resolución 2065, y hasta que no esté resuelto, en forma bilateral con el Reino Unido, no se puede avanzar en la delimitación. Igualmente, por derecho histórico y jurídico, nuestro país reivindica la soberanía sobre las islas y la delimitación de nuestra plataforma continental va a incluir, por supuesto, la proyección de las islas.

-El presidente también anunció la creación del Consejo Nacional de Asuntos relativos a Malvinas. ¿Cómo va a funcionar y cuáles van a ser sus objetivos?

-Argentina viene reclamando hace 187 años la restitución de la soberanía integral sobre las islas. Sin embargo, las estrategias utilizadas han sido diferentes y, en algunos períodos, como ocurrió durante los últimos cuatro años, implican retrocesos. No podemos seguir con esas idas y vueltas. Los países que han tenido éxito en sus reclamos han sido aquellos que han sostenido políticas coherentes y constantes. Esta Comisión, que va a incorporar a las fuerzas de la oposición, a expertos juristas y académicos, a representantes de la provincia de Tierra del Fuego y a excombatientes, no va a tener una mirada coyuntural, sino que va a delinear una estrategia a largo plazo. La idea es que la Comisión funcione bajo la órbita del Poder Ejecutivo y asesore al presidente.

“Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en su plataforma continental”, sostiene Daniel Filmus. Foto: Archivo DEF.
“Argentina debe tener una política integrada de investigación científica, explotación de recursos y defensa de la soberanía en su plataforma continental”, sostiene Daniel Filmus. Foto: Archivo DEF.

-El tercer proyecto anunciado por el Ejecutivo tiene que ver con la modificación del Régimen Federal Pesquero. ¿Cómo se va a luchar contra la depredación de los recursos pesqueros?

-El proyecto reformula la ley original, que data de 1998. Recordemos que en ese momento regía la Ley de Convertibilidad; por lo tanto, los valores de las multas no podían ser ajustados y se fijaron en valores constantes en pesos, que hoy están muy desfasados por la devaluación. En realidad, Argentina hace años que no tiene una política para sancionar a los buques que pescan ilegalmente en nuestras aguas. Nos parece sustantivo contar con una política activa de defensa de nuestros recursos, que debe complementarse con el trabajo con los países de la región sobre la milla 201, más allá de nuestra soberanía, pero que hace a la sustentabilidad de las actividades pesqueras. Lo que sucede en la milla 201 impacta también sobre nuestra riqueza ictícola. Por eso, vamos a avanzar en políticas que permitan proteger la biodiversidad y los recursos minerales que existen en la zona.

-¿Qué va a ocurrir con el programa Pampa Azul?

-Como ministro de Ciencia y Tecnología, me tocó esbozar el proyecto de ley que dio origen al programa; después, como senador, me tocó defenderlo y votarlo; y, ya como secretario de Malvinas, tuve que implementarlo en su primera etapa. Ese proyecto se diluyó en estos últimos cuatro años y el país no tuvo ninguna política respecto del Atlántico. Hoy el Ministerio de Ciencia y Tecnología recuperó su rol de coordinación; participan siete Ministerios y nos estamos reuniendo todas las semanas. Si tuviera que sintetizar nuestra política hacia el Atlántico Sur, recuperaría el concepto de Pampa Azul.

-¿Argentina se siente acompañada por la región en su reclamo soberano?

-Sí, sentimos el respaldo de Latinoamérica. En la última reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), se planteó el tema y se ha venido reclamando, asimismo, en el marco del Mercosur y del Parlasur con el apoyo de toda la región. También lo planteó el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) en la última reunión de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat). Nos parece muy importante la asunción de la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) por parte de México y esperamos que mantenga lo que vino sosteniendo esa organización, como ya ocurrió cuando Bolivia, como presidente de la CELAC, habló en 2019 en nombre esta organización en defensa de la causa Malvinas en la reunión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Argentina continuará reclamando por la soberanía de Malvinas en todos los organismos de política multilateral. Foto: Archivo DEF.
Argentina continuará reclamando por la soberanía de Malvinas en todos los organismos de política multilateral. Foto: Archivo DEF.

-En cuanto al respaldo internacional a la causa Malvinas, ¿se buscará reactivar el foro de países de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (Zopacas)?

-Hemos estado hablando con el canciller de Cabo Verde y con Brasil, que también está preocupado por la situación de la piratería en el Atlántico Sur. A raíz de un pedido de Brasil, estamos buscando recuperar este año el funcionamiento de la Zopacas, que incluye 21 países africanos y tres países sudamericanos. Para nosotros, es muy preocupante la militarización británica, ya que tenemos en la zona la base militar más importante al sur del paralelo 50, lo que va en contra de todos los acuerdos internacionales en los que participan los países de este foro. Esa presencia militar no tiene, para nosotros, ningún sentido, porque nuestro país ha dicho una y mil veces que el único camino que vamos a emprender para la recuperación de las islas es el del diálogo y la paz.

-Otro foro importante es el G77. ¿Cuáles serán los próximos pasos?

-Argentina planteará su reclamo en la próxima cumbre, que tendrá lugar en Kampala, la capital de Uganda. Este reclamo está muy vinculado al del archipiélago de Chagos, ocupado por el Reino Unido. La ONU había dado seis meses al Reino Unido para abandonar el archipiélago y restituir su soberanía a las islas Mauricio. La resolución de la Corte Internacional de Justicia por el caso Chagos plantea que los países están obligados a respetar las resoluciones de la Asamblea General. No puede haber una desigualdad tal que los países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad se arroguen la prerrogativa de no respetar esas resoluciones. Nosotros creemos que esos resabios de colonialismo deben resolverse con la restitución en los casos de usurpación territorial.

-¿Podría ser el Brexit un factor positivo para instar a la contraparte británica al diálogo?

-Todavía es muy temprano en el proceso para poder dar definiciones, pero nosotros imaginamos que es posible que Europa esté en mejores condiciones de escuchar la necesidad de diálogo que reclama la Argentina. Si analizamos el caso de Chagos y vemos cómo votaron los países europeos en las resoluciones de Naciones Unidas, después del Brexit el único país que votó con el Reino Unido fue Hungría. El resto votó en contra o se abstuvo. Es decir, el Reino Unido no fue acompañado por sus históricos socios de la UE. La salida de Londres de la Unión también puede tener un impacto económico. Debemos plantearnos tres cuestiones. Primero, ¿qué pasará con aquellos productos que lleguen de los territorios de ultramar británicos? ¿Seguirán siendo considerados europeos? Segundo, observar cómo avanza la firma del acuerdo entre la UE y el Mercosur, teniendo en cuenta que más del 50 por ciento del producto bruto de las islas depende de Europa. Y el tercer tema son los acuerdos entre el Reino Unido y el Mercosur; se podría tomar como antecedente el caso de Gibraltar, donde el Reino Unido se ve obligado a mantener el diálogo bilateral con España luego del Brexit.

LEA MÁS

Familiares de caídos en Malvinas: la paz de tener una tumba donde llorar

Malvinas, ¿cómo siguen los trabajos para reconocer los restos de los caídos?

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos