La belleza del día: “Apoyada”, de Jenny Saville

En tiempos de incertidumbre y angustia, nada mejor que poder disfrutar de imágenes hermosas

 “Apoyada”, de Jenny Saville, en colección privada
“Apoyada”, de Jenny Saville, en colección privada

Lo primero que se destaca de la británica Jenny Saville (Cambridge, 1970) es ser la artista viva más cara de la historia, lo que no es poca cosa en un mundo del arte en el que los varones suelen acaparar la atención y en el que su mirada es la que construyó, en gran parte, a la estética femenina. Y es que Saville, justamente, rompió con todo eso, erigiendo a través de su obra de espíritu clásico una original manera de representaicón.

Saville comenzó a pintar bajo las direcciones de su tío, aún siendo niña. Luego estudió en la Glasgow School of Art, tuvo una beca en la Universidad de Cincinnati y también pasó por la Slade School Of Fine. Desde sus inicios pudo hacerse un nombre, ya que formó parte del Young British Artists (Jóvenes Artistas Británicos), un grupo patrocinado por la Galería Saatchi a partir de 1992, que lanzó entre otros a Damien Hirst, Tracey Emin o Gillian Wearing al estrellato internacional.

La obra de Saville gira, en una amplia mayoría, en torno al cuerpo de la mujer en pinturas a gran escala, a través de una mirada que escapa no solo a la interpretación romántica del cuerpo, idealizado, sino también que lo presenta desde perspectivas originales.

Autorreatro de Jenny Saville
Autorreatro de Jenny Saville

Por ejemplo, la artista realiza muchísimos autorretratos, en los que lejos de presentarse a si misma desde los ángulos tradicionales, desde las poses estoicas, lo hace desde un lugar donde la natural se hace presente, sin artificios, desafiando muchas veces a la gravedad y dejando que la carne del cuerpo cuelgue.

Para Seville la belleza es innata, es imperfecta, es todo aquello que el arte no nos dijo que era; es mirarse a los ojos en la desnudez plena, con la mente silenciada, con la honestidad del que acepta el destino. No teme en mostrar las zonas genitales, ni lo que la contemporneidad nos dice que debemos ocultar, aquellos que llamamos imperfecciones, arrugas, cicatrices, sobrepeso, como sucede en Apoyada (Propped).

La artista es la continuadora más vibrante de una tradición que tuvo a Gustave Courbet y Diego Velázquez en eso de llevar al lienzo a una mujer real, y que tomó un nuevo cariz con Lucian Freud. De Freud también toma cierta tonalidad predominante en tonos rojos y marrones.

Tres obras que muestran los registros de Saville
Tres obras que muestran los registros de Saville

Otra característica en su obra es la superposición de imágenes al estilo Francis Picabia durante el surrealismo, pinturas donde las ideas primigenias no se eliminan, generando un centro figurativo rodeado por movimientos y líneas, como una fotografía con obturador abierto en la que se imprimen las traslaciones y los cambios de luz. También, son conocidas sus piezas de genéro fluido, en la que a partir de imágenes de distintas personas puede recrear una mujer con pene o un hombre con vagina.

Apoyada salió a la venta en Sotheby’s por 10,8 millones de euros, el precio más alto jamás pagado (en subasta) por una artista viva, aunque el día que sucedió una noticia -que marca cómo funciona aún el sistema del arte y su circulación en los medios- la ópaco. Aquel viernes de octubre de 2018, el grafitero más mainstream del mundo, Banksy, realizó su famosa media destrucción de Niña con globo, de la que supuestamente nadie estaba al tanto -permítase la duda- que se quedó con los titulares.

Saville puso la mirada del arte del desnudo clásico en conflicto, con pinturas estéticamente bellísimas, crudas, honestas, pero a su vez propone un retroceso temporal a cómo los humanos interpretamos el cuerpo humano. Lejos del romanticismo, hay un su pincelada una propuesta de venus, pero de Venus de Willendorf, esa pequeña estatuilla paleolítica -datada entre los años 27.500 y 25.000 a.C.- hasta ahora la expresión más antigüa realizada en el arte. Sencilla, desnuda, directa.

Venus de Willendorf
Venus de Willendorf


SEGUIR LEYENDO