Björk y Lucrecia Martel
Björk y Lucrecia Martel

Lucrecia Martel siempre da sorpresas. Cuando todavía no se acallaron las celebraciones por arrasar este último domingo la entrega de los premios de la International Cinephile Society por la película Zama (basada en la novela de Antonio Di Benedetto y que se hizo con el galardón a mejor película de 2018), se anunció que fue convocada por la artista islandesa Björk para dirigir su nuevo espectáculo Cornucopia, que estrenará en mayo en un espacio cultural cuya inauguración se aguarda con ansias en Manhattan, Nueva York.

Alex Poots, director artístico y CEO de The Shed -el revolucionario espacio que abrirá en abril y que se caracteriza por la movilidad de su estructura arquitectónica en función de las necesidades de los espectáculos artísticos que se exhiban allí– fue el encargado de brindar la noticia sobre la alianza entre Björk y la salteña Martel, dos mujeres también innovadoras.

Cornucopia es el espectáculo de la islandesa que, según se anunció, convocará un concierto que conjugará arreglos musicales en vivo, tecnología digital y proyecciones visuales "deslumbrantes", tal el concepto de la obra. Un coro y una selección de músicos, que incluye al ensamble de flautas Vibra, acompañarán a Björk y Martel durante los ocho conciertos que se comenzarán en mayo y darán inauguración a la sala The McCourt, el epicentro del nuevo espacio cultural.

The Shed, el revolucionario complejo artístico de Nueva York (AP)
The Shed, el revolucionario complejo artístico de Nueva York (AP)

"Me siento muy orgullosa de poder trabajar junto a una de las mujeres más innovadoras del mundo de la música. Colaborar en un show de Björk es un pasaporte al siglo 22", declaró Martel luego del anuncio de su designación como directora del show.

Björk y Martel serán acompañadas en la puesta por Tobias Gremmler, un artista medial que interconecta su trabajo con danza, música y arquitectura; James Merry, artista inglés que vive en Islandia y colabora con Björk desde 2009, conocido por ser el creador de las inquietantes máscaras que utiliza la islandesa y la coreografía de Margrét Bjarnadóttir.

The Shed

Luego de la frustrada intervención en la régie de la ópera Andrea Chenier en el teatro Colón, para el que había preparado una versión que se perfilaba como revolucionaria para el centro filarmónico porteño, la dirección de la obra musical de Björk le brinda una nueva oportunidad a Martel para desarrollar sus conceptos escénicos en vivo.

The Shed, donde tendrá lugar el acontecimiento artístico, fue construido frente al puerto de Manhattan y su inauguración es esperada con ansias por el campo cultural y arquitectónico deslumbrado por las posibilidades que brindan sus escenarios móviles. La página oficial de The Shed anunció que ya están a la venta las entradas para Cornucopia y advirtió al público para que se apresuren a conseguir sus tickets, ya que se prevé que el show será uno de los éxitos del año.

SEGUÍ LEYENDO: