Por Guillermo Martínez 

 

Magnetizado, de Carlos Busqued

El autor de Bajo este sol tremendo vuelve con una indagación absorbente hacia el corazón de la tiniebla: la mente de un asesino argentino de taxistas, a través de las insuficientes explicaciones socioeconómicas, psiquiátricas, familiares que son como lazos que tocan el mal, pero no llegan a dar cuenta de su dimensión irreductible. Entre la crónica desconfiada y el estudio psicológico, se lee como un thriller fascinante: lectura para un solo día, una vez abierto, ya no puede dejarse.

_____________

Mar de fondo, de Patricia Highsmith

Una de las mejores novelas de Patricia Highsmith, que muestra la transición lenta pero implacable que convierte a un pacífico criador de caracoles y buen hombre de familia en un asesino siniestro. Con su maestría de siempre, Highsmith logra que las más prosaicas escenas familiares tengan una atmósfera de pesadilla.

Y para los lectores de fondo, que piensan que las vacaciones son la mejor oportunidad para nuevos desafíos:

La familia, de Gustavo Ferreyra

Segundo premio Nacional de Novela, una obra mayor, extraordinaria, entre el humor negro y la novela monumental de ideas.

Adentro tampoco hay luz, de Leila Sucari

Premio Novela del Fondo Nacional de las Artes de 2017. Una voz joven y nueva, con una mirada inquietante y original sobre los temblores de la adolescencia.

*Guillermo Martínez es un escritor y matemático argentino, ganador del Premio del Fondo Nacional de las Artes 1989 por Infierno grande y el Premio Planeta Argentina 2003 por Crímenes imperceptibles, novela que llegó al cine como Los crímenes de Oxford, con la dirección de Álex de la Iglesia. Autor de Acerca de Roderer y La mujer del maestro, entre otros libros, además recibió el diploma al mérito de los Premios Konex 2014 como uno de los 5 mejores novelistas del período 2004-2007 de la Argentina y el premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez por su libro Una felicidad repulsiva.

 

SIGA LEYENDO