Cameron y Tyler WInklevoss antes de su reunión con la SEC en enero de este año (Getty Images)
Cameron y Tyler WInklevoss antes de su reunión con la SEC en enero de este año (Getty Images)

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) rechazó el jueves por segunda vez una petición de los gemelos Winklevoss para listar un fondo de inversión cotizado, o ETF (exchange-traded fund), de Bitcoin, en el Chicago Board Options Exchange (CBOE). La decisión desencadenó un breve retroceso del precio de bitcoin a USD 7.816, aunque rápidamente rebotó por encima de los USD 8.000. La negativa de los reguladores no ha sosegado la expectativa del mercado por la aprobación del instrumento de inversión. Entre el 16 de agosto de este año y el 4 de marzo de 2019, la SEC tendrá al menos cuatro oportunidades más para pronunciarse al respecto y otorgar legitimidad a la moneda digital.

Además de rechazar el ETF de los Winklevoss, la semana pasada la agencia gubernamental postergó su decisión respecto al ETF de la firma de inversión Direxion hasta septiembre de 2018.

La próxima decisión –Solidx Bitcoin Shares– fue presentada conjuntamente por VanEck y Solidx y será tratada el 16 de agosto. Unos días después, el 23 de agosto, la agencia también deberá tomar una decisión final por el ETF de ProShares.

Sin embargo, a diferencia de otros tipos de fondos (como fondos mutuos, fondos cerrados, etc.) las leyes federales de valores no contemplaron los ETF, un instrumento de inversión relativamente nuevo en el mercado bursátil, con poco más de 25 años. Como resultado, los ETFs deben obtener una orden específica por parte de la SEC antes de salir al mercado.

El proceso de aprobación de la SEC sigue un formato estándar, explicó el abogado Jake Chervinsky, en su cuenta de Twitter:

"1) El ETF presenta una "propuesta de modificación de las normas" a la SEC
2) La SEC publica el aviso de la petición en el Registro Federal y solicita comentarios; y
3) La SEC tiene 45 días a partir de la publicación para aprobar o rechazar el ETF".

Aunque aquellos 45 días, en el caso de Vaneck/SolidX, se cumplen en poco más de dos semanas, la SEC puede aplazar su decisión en tres oportunidades:

"1) 45 días más si "un periodo más largo es apropiado";
2) 90 días más para que el ETF aborde los motivos de desaprobación; y
3) 60 días más si nuevamente "un periodo más largo es apropiado".

Esta estructura significa que el plazo real para que la SEC apruebe o rechace una ETF es de 240 días desde la fecha de publicación de la propuesta en el Registro Federal (45+45+90+60). No obstante, debido a la forma en que funciona la reglamentación, la SEC no puede simplemente extender el plazo por 240 días; debe hacer las extensiones una a la vez.

Aunque la SEC tomará una decisión final sobre el ETF de Direxion y ProShares antes que VanEck/Solidx, solo esta ultima prevé respaldar su fondo con bitcoins reales, mientras que los otros dos estarían respaldados por contratos de futuro. Por lo tanto, se estima que solo la última decisión tendrá un impacto significativo en el precio de bitcoin.

“Aún así, la forma en que la SEC administra los ETFs respaldados por futuros podría indicar lo que harán con VanEck/SolidX”, señaló Chervinsky.

Entonces, la duración estándar para la aprobación de Solidx Bitcoin Shares, que cotizará en el CBOE, sería:

1) La petición de VanEck/Solidx se publicó el 2 de julio
2) Se espera que la primera extensión ocurra el 16 de agosto (45 días después)
3) Se espera una segunda prórroga el 1 de octubre (45 días después)
4) Se espera una tercera prórroga el 31 de diciembre (90 días después)
5) Agrega 60 días y la fecha límite cae a finales de febrero. Ajustando por fines de semana y feriados, la SEC tomará una decisión el 4 de marzo.

“No puedo imaginarme a la SEC aprobando el primer ETF de Bitcoin sin tomarse todo el tiempo permitido por la ley”, opinó Chervinsky.

"Lo siento, prepárense para esperar", agregó.

LEA MÁS:

SEGUINOS EN:
Facebooktwitterinstagramyoutubetelegram