Vista general del Teatro Colón, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Vista general del Teatro Colón, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Antes de la nueva etapa del operativo de vacunación y la anunciada “segunda ola”, que se presume que llegará en los próximos meses, el gobierno porteño reforzó la estrategia sanitaria de seguimiento de casos de coronavirus. Luego de sumar al Club Atlético River Plate a los dispositivos Detectar, ahora le tocará el turno al Teatro Colón, uno de los centros de opera más importantes y prestigiosos del mundo.

Según se anunció oficialmente, el anfiteatro readecuará sus instalaciones y pondrá a disposición su personal para brindar apoyo al programa de hisopados de COVID-19 en la Ciudad de Buenos Aires. El comienzo del operativo arrancará este viernes en el icónico edificio, donde funcionará en el Paseo de los Carruajes y en el Foyer. Quien necesite hisoparse podrá ingresar desde una entrada independiente desde la calle Tucumán 1171.

Personal del teatro brindará apoyo para tareas administrativas, de recepción y orientación a las personas que vayan a realizarse el test de COVID-19. Se trata de un soporte no médico, en turnos rotativos de cuatro horas por día. La intención es reemplazar a la posta de hisopados que se hacía en una escuela cercana, y que ya no se podrá utilizar ante el próximo inicio de clases. Sin embargo, se aclaró: “No va a haber un bailarín del Colón haciendo testeos”.

El anuncio formal se concretó ayer, cuando la directora general del Colón, María Victoria Alcaraz, envió una carta al equipo de trabajo en la que agradece el acompañamiento en la Campaña Covid en 2020 y arengó a “seguir trabajando” en la lucha contra el coronavirus también durante el 2021. “En esta oportunidad, necesitamos que estés cumpliendo un nuevo rol, dando soporte a la campaña Detectar, que se pondrá en marcha en el propio Teatro Colón desde el próximo viernes 29/1”, apunta el texto.

Ya se encuentran inscritos más de 200 trabajadores para colaborar en la tarea, de unos 800 a 850 empleados activos, y se indicó que la tarea del personal en el programa Detectar no es obligatoria, sino “totalmente colaborativa”.

El Teatro Colón, como el resto de las instituciones culturales, se ha tenido que reconvertir ante el cierre de los espectáculos públicos debido a la pandemia de COVID-19. Además de una oferta cultural digital, gratuita y por streaming en su canales oficiales, el Colón ya venía implementando tareas de asistencia sanitarias. El año pasado, su personal participó en la administración de un hotel para el aislamiento preventivo, como vacunatorio contra la gripe, en la campaña de concientización en la calle, con llamados de acompañamiento a adultos mayores, y en la confección de tapabocas en los talleres de subsuelos del teatro.

Desde que se lanzó el operativo Detectar, en forma conjunta entre los Gobiernos de la Ciudad y de la Nación, 267.843 personas se realizaron el test PCR de los cuales 40.050 (el 15%) fueron positivos. La incorporación del Teatro Colón surge para “adaptar los operativos de manera constante según las necesidades” y de acuerdo a la situación sanitaria de la región metropolitana. Con esa perspectiva, otros edificios no hospitalarios de gran porte también pusieron a disposición sus instalaciones, entre ellas el Club Atlético River Plate y el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

El dispositivo Detectar en el club River Plate. (Prensa GCBA)
El dispositivo Detectar en el club River Plate. (Prensa GCBA)

Las 60 personas que atenderán en la nueva posta se trasladarán de la sede Callao y tendrán a su cargo la tarea de suministrar pruebas a contactos estrechos de personas contagiadas y requieren seguimiento domiciliario, como también a aquellas que son contacto estrecho y se presenten al séptimo día para realizarse el test.

Además de las 28 sedes del Detectar ya funcionan siete centros habilitados donde se realizan test PCR y test rápido, de saliva e hisopados, a quienes ingresan a la ciudad, tanto residentes como turistas. Se encuentran en la terminal de ómnibus Dellepiane; el aeropuerto de Ezeiza; los centros vehiculares Figueroa Alcorta, Costa Salguero y La Rural; el Edificio Münich en Costanera Sur; y la Unidad Sanitaria Móvil Balvanera.

Mientras define nuevos dispositivos de rastreo y seguimiento, el Gobierno de la Ciudad brindó recientemente nuevas aclaraciones sobre su campaña de vacunación, que comenzará a partir del próximo lunes, a pesar de que la producción de la Sputnik V viene demorada. Esta semana, el subsecretario de Atención Primaria del Ministerio de Salud porteño, Gabriel Battistella, anunció que se dispondrán de 180 puestos en “30 postas de vacunación extrahospitalaria” para aplicar la Sputnik V, los que se habilitarán luego de haber concluido el operativo para inmunizar al personal de Salud con una capacidad operativa para colocar entre 12.600 y 17.500 dosis diarias.

Cuando se concluya la vacunación de ese grupo, se procederá a continuar con el plan de inmunización a la primera dosis a los mayores de 70 años en cuanto se reciba la próxima entrega de la Sputnik-V en 41 puntos distribuidos a lo largo de la Capital Federal. El objetivo será alcanzar a las más de 130 mil personas contempladas en esta instancia.

Seguí leyendo: