Los investigadores evaluaron el efecto del tratamiento con Calcifediol, en la tasa de admisión a la UCI y en la tasa de mortalidad de pacientes hospitalizados por COVID-19 (EFE)
Los investigadores evaluaron el efecto del tratamiento con Calcifediol, en la tasa de admisión a la UCI y en la tasa de mortalidad de pacientes hospitalizados por COVID-19 (EFE)

Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) y del Hospital Universitario Reina Sofía han demostrado que la administración de un medicamento llamado Calcifediol a pacientes hospitalizados de COVID-19 reduce significativamente su necesidad de ingreso en unidades de cuidados intensivos (UCI), según informa un comunicado de la institución.

“El sistema endocrino de la vitamina D ejerce diversas acciones sobre las células y tejidos involucrados en la progresión de COVID-19, especialmente para disminuir el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda”, reza el escrito. Los investigadores evaluaron el efecto del tratamiento con Calcifediol, en la tasa de admisión a la UCI y en la tasa de mortalidad de pacientes hospitalizados por COVID-19. Los 76 pacientes hospitalizados con infección por COVID-19 que participaron en este ensayo clínico piloto, aleatorio y abierto, presentaban un cuadro clínico de infección respiratoria aguda, confirmado por un patrón radiográfico de neumonía viral y por una PCR positiva de SARS-CoV-2.

Un subgrupo de pacientes recibió la mejor terapia disponible según el protocolo del hospital, y al otro subgrupo se le añadió Calcifediol. Los resultados de eficacia incluyeron la tasa de admisión en la UCI y las muertes. De 50 pacientes tratados con Calcifediol, tan solo uno precisó ingreso en UCI ninguno murió, y todos fueron dados de alta, sin complicaciones. De los 26 pacientes no tratados con Calcifediol, trece precisaron ingreso en la UCI, de los cuales dos murieron).

Se trata de una forma de vitamina D que -al parecer- puede disminuir la necesidad de ventilación invasiva e ingresos en UCI de pacientes adultos recién hospitalizados con diagnóstico de COVID-19. La investigación surge como consecuencia de detectarse que la deficiencia grave de vitamina D constituye un hallazgo bastante común en los pacientes con esta enfermedad.

En diálogo con Infobae, el infectólogo Eduardo López, uno de los principales asesores del Presidente en la lucha contra el coronavirus en Argentina, explicó: “Hay algunos datos pero no hay estudios categóricos sobre el uso de Calcifediol como tratamiento para combatir el COVID-19. Sí habíamos visto en pacientes con bronquiolitis que aquellos con deficiencia de vitamina D sufren una enfermedad más grave y son generalmente los que pasan a terapia. Se podría hacer una homologación en ese sentido”.

Y agregó: “El sistema endocrino de la vitamina D ejerce diversas acciones sobre las células y tejidos involucrados en la progresión de COVID-19, especialmente para disminuir el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda, actúa como inmunomodulador del sistema inmune”.

Uno de los principales beneficios de la vitamina D para el organismo es favorecer la regulación de los niveles de calcio y fósforo. A su vez, su deficiencia se asocia a un mayor riesgo de distintas enfermedades potencialmente mortales. Sin embargo, los réditos no terminan allí, ya que puede proteger contra resfriados, gripes y otras infecciones respiratorias, tal como lo afirmó un estudio que reabre el debate sobre la utilidad de los suplementos nutricionales.

Uno de los principales beneficios de la vitamina D para el organismo es favorecer la regulación de los niveles de calcio y fósforo (REUTERS)
Uno de los principales beneficios de la vitamina D para el organismo es favorecer la regulación de los niveles de calcio y fósforo (REUTERS)

En marzo de este año, cuando el virus empezaba a tomar carrera, científicos de la Universidad de Turín recomendaron tomar vitamina D para combatir la pandemia de coronavirus. El estudio de los profesores de Geriatría, Giancarlo Isaia e Histología, Enzo Medico, presentado a los miembros de la Academia de Medicina de Turín, analizaba las posibles causas del contagio de COVID-19 y proponía que la vitamina D era una herramienta para reducir los factores de riesgo.

Del último estudio participaron el doctor José López Miranda, catedrático de Medicina Interna de la Universidad de Córdoba y director de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía; y el doctor José Manuel Quesada Gómez, Profesor Honorífico de la UCO, ambos investigadores del Imibic (Córdoba).

“La investigación piloto demuestra que el Calcifediol parece ser capaz de reducir la gravedad de la enfermedad. En el momento actual de rebrote, este tratamiento supone una interesante posibilidad, que por seguridad, coste y efectividad lo convierten en muy eficiente para combatir la COVID-19″, finalizaron en el comunicado.

SEGUÍ LEYENDO: