El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, presentó el viernes en sociedad su futuro gabinete, con un académico heterodoxo que propone postergar el pago de la deuda al frente del ministerio de Hacienda.
El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, presentó el viernes en sociedad su futuro gabinete, con un académico heterodoxo que propone postergar el pago de la deuda al frente del ministerio de Hacienda.

Con presupuestos de gastos muy recortados, limitaciones en el accionar político o un horizonte de mucha incertidumbre, el Gobierno mantiene en todo su gabinete una agenda paralela a la pandemia del COVID-19 y el presidente Alberto Fernández ordenó a sus ministros a continuar la gestión a pesar de la emergencia.

La toma de decisiones prioritarias de la gestión del Gobierno pasan hoy sustancialmente para el jefe de Estado en atender la crisis de contagios de coronavirus en la Argentina y preparar el terreno para la post pandemia. Pero no por esto Alberto Fernández dejó de atender el día a día de la administración con la mirada puesta en un “gobierno federal” y atento a los sectores vulnerables, como reiteran en la Casa Rosada.

Bajo esta perspectiva como norte, con reuniones virtuales diarias y lineamientos paralelos a las urgencias del COVID-19 todos los ministros siguen abocados a la gestión. Según un recorrido que hizo Infobae por la mayoría de los ministerios se puede observar la siguiente agenda paralela al COVID-19 que existe hoy en el Gobierno:

Ministerio de Seguridad. La cartera liderada por Sabina Frederic está concentrada en los operativos de control de la cuarentena y las fuerzas federales están en la calle para atender que no se rompa el aislamiento social.

Sin embargo, Frederic acaba de emitir la resolución 119/2020 con el fin de trazar un plan de “fortalecimiento de las capacidades de la Policía Federal”. Este proyecto, que ya empezó a tener forma de borrador y se trabaja en forma muy silenciosa, apunta a orientar a la policía en la investigación de delitos federales, la delincuencia organizada y profesionalizar más la institución. “Debido al proceso que atravesó la Policía Federal con el traspaso de personal a la Ciudad de Buenos Aires, se trata de una institución que se está redefiniendo y que tiene una oportunidad para repensarse”, dijo Frederic sobre esta iniciativa en marcha.

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad avanza con la creación de una Mesa Interministerial de Resolución de Conflictos con Pueblos Originarios con el Ministerio de Justicia y con el Ministerio de Ambiente. Se prevé también una revisión y homogeneización de los protocolos de acción y actuación de las cuatro fuerzas de seguridad ante requerimientos del Ministerio de Seguridad y del Poder Judicial con la elaboración del protocolo unificado de pericias.

Fuentes allegadas a Frederic manifestaron a Infobae que el ministerio contempla el reestablecimiento y periodización del Consejo de Seguridad Interior, la creación de la Unidad de Coordinación para el Control de los Recursos Marítimos para articular la intervención del Ministerio de Seguridad y las Fuerzas Policiales y de Seguridad en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en la zona económica exclusiva argentina en el Atlántico Sur. Los funcionarios de Frederic trabajan a la vez en la creación de la Unidad Especial para la re-funcionalización de la Policía Federal Argentina y se empezó a cerrar el convenio marco con la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima AR-SAT para la modernización de los sistemas de comunicación en las zonas de frontera.

En paralelo a esto, Seguridad sigue adelante con el plan de desarme y nuevos registros en base de datos de la tenencia, circulación y puesta en desuso de armas a nivel general y, a nivel específico, en las fuerzas de seguridad, en acuerdo con la Agencia Nacional de Materiales Controlados -ANMaC- (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos) y el programa nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM) y transferencia de los materiales y recaudación a organizaciones sociales de bien público y Municipios.

Otro proyecto que se está elaborando en sigilo en el Ministerio de Seguridad tiene que ver con la elaboración de un protocolo y resolución para el “tratamiento policial respetuoso en materia de identidades de género y diversidad sexual en sedes y actuaciones policiales”. Se trabaja asimismo en la recuperación del protocolo para la descriminalización de la protesta social y los cortes de ruta bajo órdenes directas del Ministerio de Seguridad a las autoridades de las fuerzas federales de seguridad y establecimiento de responsabilidades ante su incumplimiento. Esta iniciativa desarticula todo el accionar que hubo en la Policía Federal durante la gestión de Macri.

Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. María Eugenia Bielsa acaba de lanzar cerrar el borrador de un proyecto para el relanzamiento del programa Procrear con todas sus líneas y algunas nuevas que se abrirán, el arranque de Argentina Construye en todo el país, el lanzamiento inminente de Argentina Construye Solidaria (para organizaciones sociales) y la puesta en marcha de los 13 programas de la secretaría de barrios populares (Integración Socio-Urbana).

En los próximos días se dará un anuncio del “Plan Nacional de Suelo Urbano”, como materia prima para el plan Procrear y para “evitar la especulación inmobiliaria en tierras aptas para el desarrollo de viviendas”, dijo un funcionario que trabaja con Bielsa en este tema. No dieron mayores detalles, pero la Resolución 19/2020 de este Ministerio contempla conformar una Mesa Intersectorial de Políticas del Suelo, la suscripción de convenios para la producción de lotes con servicios, la creación de bancos de tierra como un sistema de administración de inmuebles de patrimonio municipal y la creación de un Observatorio de Acceso al Suelo para ejecutar y monitorear este programa, entre otras cosas.

El Ministerio de Desarrollo Social. La cartera a cargo de Daniel Arroyo junto con el Ministerio de Salud son de los que están más expuestos a dar solución en la emergencia a los efectos del COVID-19. Sin embargo, el presidente Alberto Fernández encomendó a Desarrollo Social armar una agenda para la emergencia y otra para salir de la crisis.

“La apuesta fuerte del Ministerio para la post pandemia es poner en marcha el plan Potenciar Trabajo”, dijo Arroyo a Infobae.

En este sentido, más allá de atender la emergencia, ampliar el salario social con un bono y apuntalar los programas alimentarios, el Ministerio de Desarrollo Social está elaborando un programa para la economía popular con el plan Potenciar Trabajo. Se creó recientemente el Registro Nacional de la Economía Popular para organizar el reparto de fondos a unos 4,5 millones de personas.

“Este camino tiene que tener un esquema de abajo hacia arriba para el desarrollo del país. Argentina no tiene una salida única sino que se debe establecer en cada región de una manera distinta. No es lo mismo atender a la población del sur o del norte del país que del AMBA o de la Ciudad de Buenos Aires. Dividimos en cinco regiones el país, con la división de trabajo en esos rubros de salida laboral en lo textil, el reciclado, la economía del cuidado y la producción de alimentos, entre otras cosas”, añadió el ministro.

En la imagen, el ministro de Desarrollo Social de Argentina, Daniel Arroyo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
En la imagen, el ministro de Desarrollo Social de Argentina, Daniel Arroyo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Además, el Ministerio de Desarrollo Social trabaja en un plan por la urbanización de viviendas para dar un derecho pero a la vez para dar trabajo.

El Ministerio de Obras Públicas. Luego de desarrollar la construcción de 12 hospitales modulares para atender contagiados de coronavirus, el ministerio que conduce Gabriel Katopodis empezó a elaborar un plan de reactivación de 270 obras en todo el país, que incluye rutas, acueductos, agua corriente, saneamiento, plantas potabilizadoras, cárceles, escuelas y obras que tienen que ver con el patrimonio histórico nacional.

Según dijeron a Infobae los funcionarios del Ministerio de Obras Públicas, de esas 270 obras el 70% ya están reactivadas y calculan que en 30 días se pondrá en marcha el resto. Todas estas obras se hicieron con un estricto protocolo sanitario para prevenir el COVID-19.

También Katopodis trabaja contra reloj para concluir 58 obras puntuales que tienen que ver con terminación de hospitales y centros de salud, con lo que se busca ampliar la cantidad de camas para atender casos de coronavirus. Y está en marcha el Plan Argentina Hace con obras de pequeña escala y trabajo intensivo local en todas las provincias y en 40 municipios del AMBA.

Al igual que el resto de los ministerios y por pedido del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Ministerio de Obras públicas empezó a elaborar el presupuesto 2021 de obra pública.

Simultáneamente, se empezaron a cerrar los primeros proyectos incluidos en el Programa de Transparencia y Fortalecimiento Institucional que apunta a dar mayor visibilidad y control a los procesos de licitación de la obra pública nacional.

Ministerio de Defensa. En medio de la pandemia las Fuerzas Armadas están abocadas a atender la emergencia en el conurbano en el reparto de alimentos en barrios vulnerables.

Pero en paralelo a esto, el ministro Agustín Rossi emitió una resolución recientemente para impulsar una profunda reforma militar que contempla una reestructuración de las Fuerzas Armadas tendiente a modernizar este sector y adecuar la labor de los uniformados con prácticas democráticas, ya que se propone cambiar drásticamente la ley de personal militar que fue redactada en 1971 durante la dictadura de Agustín Lanusse.

Por medio de la resolución 2020-141-APN-MD que firmó el ministro de Defensa se dispuso la creación de una “Comisión de Análisis y Redacción” de las leyes de personal militar y de reestructuración de las Fuerzas Armadas que en 120 días deberá contar con un proyecto de ley de reforma para girar al Congreso. Esta comisión ya se empezó a reunir virtualmente con los ex ministros de Defensa, Nilda Garré y Horacio Jaunarena, además de los jefes del Estado Mayor Conjunto.

“Es hora de cambiar una ley que tiene más de 50 años, data de la época de la dictadura de Lanusse y que se quedó desfasada en el tiempo”, explicó a Infobae el ministro de Defensa al sostener que la reforma militar que se propone el Gobierno apunta a darle “modernidad” a las Fuerzas Armadas. Se busca así reformular el esquema de retiros, la estructura interna de las fuerzas e incorporar al salario el plus no remunerativo que hoy reciben los uniformados.

El Ministerio del Interior. Al igual que Salud y Desarrollo Social, el Ministerio del Interior de Eduardo Wado de Pedro está concentrado en atender la situación financiera de las provincias. Desde esta cartera acaban de girar unos 60.000 millones de pesos a las provincias en concepto de Aportes del Tesoro Nacional (ATN). También fue De Pedro quien mantuvo hasta ahora un nexo central de las provincias con la Casa Rosada para la llegada de insumos sanitarios y el abastecimiento de alimentos para los sectores más vulnerables en la pandemia.

Pero con una mirada hacia adelante, en el Ministerio del Interior trabajan en la redefinición del reparto de fondos a las provincias y en el proyecto inicial del presidente Alberto Fernández de imponer las “capitales alternativas” en las provincias para desarrollar allí reuniones de gabinete y promover el turismo a esas ciudades.

(Foto: Presidencia)
(Foto: Presidencia)

Ministerio de Trabajo. El ministro Claudio Moroni armó un equipo especial para trabajar en dar respuestas durante la pandemia a los diferentes sectores sociales que están paralizados por la cuarentena.

Así, puso en marcha el IFE, el mega plan de asistencia económica que a través de la Anses llegó con 10.000 pesos mensuales a unos 9 millones de trabajadores informales y monotributistas de categorías bajas. Pero según dijeron a Infobae en el Ministerio de Trabajo, la decisión del Gobierno no es abandonar a los trabajadores de la economía informal que fueron golpeados por la pandemia. Se trabaja en un programa alternativo con continuidad.

A la vez, en la agenda paralela a la pandemia que mantiene Moroni figura avanzar con la asistencia a empresas mediante la baja de los créditos a una tasa del 24%, para mantener las unidades productivas y el empleo.

Existe la posibilidad de postergar o de reducir hasta en un 95% el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino y el otorgamiento de créditos a tasa cero para personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, y para trabajadoras y trabajadores autónomos.

Por otra parte, en la agenda post pandemia se perfila desde Trabajo que el programa ATP de ayuda a las empresas ingresará en una tercera etapa en la que el Estado continuará asistiendo al sector empresario privado para mantener todas las unidades productivas en funcionamiento, principal sostén del empleo argentino.

Y se elabora la implementación de una asistencia económica de emergencia en el marco del Programa Trabajo Autogestionado, destinado a unidades productivas llevadas adelante por trabajadores y trabajadoras que se vieron obligados a suspender sus actividades o sufrieron la disminución de sus ingresos. El programa continuará actualizando plazos y montos.

Por otra parte, por medio de la Resolución 381/2020 se pusieron en marcha las denominadas “Mesas Abiertas”. Son espacios de encuentro, intercambio y articulación territorial entre el Ministerio de Trabajo, a través de la Subsecretaría de Articulación Territorial, con el entramado productivo provincial, regional y municipal. Y en simultáneo se trabaja también en un plan de Fortalecimiento de las Comisiones Provinciales para la Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI) y un proyecto de Redes provinciales de empresas contra el trabajo infantil.

El Ministerio de Transporte. La cartera que dirige Mario Meoni redefine en estos días el nuevo esquema de tránsito restringido al máximo de pasajeros en transporte público del AMBA para evitar los contagios de COVID-19. Es muy probable que esto se potencie con la extensión de la cuarentena en el área metropolitana.

Sin embargo, con un presupuesto bastante acotado y la flota de funcionarios trabajando al máximo, el Ministerio de Transporte sigue adelante con el proyecto del puente ferroviario en obra sobre el río Carcarañá, en Timbúes; la playa ferroviaria La Ribera, en Oliveros, Santa Fe, que será utilizada para maniobras de los trenes de carga; la renovación de las vías en la línea Belgrano que tiene un total de 160 km y recorre las provincias de Tucumán, Santiago del Estero y Salta; la obra de techos de la estación de trenes de Constitución y el túnel peatonal en Moreno, entre otras cosas.

“Seguimos con las obras necesarias porque no se puede parar el funcionamiento de los trenes”, dijo un allegado a Meoni. Así, destacó que hay un plan de obras en marcha en las líneas San Martín, Urquiza y Belgrano Norte.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Por otra parte, Meoni reactivó el servicio de tren que une Paraná con Colonia Avellaneda y ya anunció la ampliación del ramal desde La Picada hasta Oro Verde. En los trenes Argentinos Cargas también se prevén varias obras en marcha.

En lo que respecta al transporte aéreo, el Ministerio que lidera Meoni realizará obras de refacción antes de fin de año en el Aeroparque metropolitano, en el Aeropuerto Internacional San Carlos de Bariloche se está renovando la terminal de pasajeros en etapas; en Córdoba el Aeropuerto Pajas Blancas se está ampliando el estacionamiento vehicular y se está instalando el balizamiento de la pista 18-36; en el aeropuerto Internacional General Enrique Mosconi de Comodoro Rivadavia se está instalando un sistema de balizamiento de alta intensidad de categoría I en la pista 07-25 y en el aeropuerto El Palomar se encuentra en la etapa 1 de ejecución, que comprende la renovación de la terminal de pasajeros, las calles internas y la plataforma comercial.

La otra obra de gran relevancia del Ministerio de Transporte está en el aeropuerto de Ezeiza donde se está construyendo una nueva calle de rodaje a Cabecera 35, se está remodelando el Hall B de la terminal de pasajeros, se está completando la nueva terminal de partidas del aeropuerto que tiene una superficie total de 44.276 metros cuadrados y en la Terminal A, por su parte, se está haciendo una reorganización funcional de la planta baja con la remodelación del área de arribos. También hay obras en los aeropuertos de Esquel, Iguazú y La Rioja.

En el Ministerio de Economía de Martín Guzmán están abocados hoy casi a tiempo completo en la renegociación de la deuda aunque dijeron que hay un equipo paralelo que ya empezó a elaborar los lineamientos del proyecto de ley de presupuesto. Es que todos los ministerios deben completar el presupuesto para el año que viene antes de fin de agosto porque el 15 de septiembre el Gobierno debe elevar al Congreso el proyecto de ley de presupuesto 2021.

Y en el Ministerio de Salud que lidera Ginés González García están desbordados por la pandemia. Tienen a todos los equipos concentrados en la mitigación del COVID-19. Casi no hay espacio para una agenda paralela o para pensar en el 2021.

Desde el Ministerio de Producción que conduce Matías Kulfas no dieron detalles de lo que están trabajando ahora más allá de los efectos de la pandemia. Se sabe que este Ministerio prepara junto con Trabajo el proyecto de creación de un Consejo Económico y Social que será central para la etapa post pandemia en términos del “nuevo contrato social” que anunció el Presidente.

En tanto, en el Ministerio de Justicia que lidera Marcela Losardo se mostraron muy herméticos ante las consultas de Infobae. Se sabe que esta ministra trabaja en el plan de intervención de la cerealera Vicentin y también sigue avanzando con el proyecto de ley de reforma judicial que el gobierno girará al Congreso antes de fin de año.

Seguí leyendo: