(Foto: Franco Fafasuli)
(Foto: Franco Fafasuli)

El presidente Alberto Fernández recibirá hoy en la Residencia de Olivos al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la posibilidad de “ampliar” el momento de esparcimiento para los niños y adolescentes en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires para la nueva fase de aislamiento para contener la propagación de coronavirus.

Según indicaron a la agencia NA fuentes del Gobierno porteño, el encuentro será “sólo con el Presidente” para “plantearle una propuesta para ampliar las salidas a los menores”, que consistirá en la extensión de los días de esparcimiento “de los chicos a los dos días del fin de semana”.

También dialogarán sobre la idea del gobierno porteño de habilitar la apertura de comercios que hoy están cerrados, entre ellos los de indumentaria, que podrían volver a funcionar con protocolos especiales.

Además de esos puntos del temario, la reunión entre Fernández y Rodríguez Larreta busca saldar algunas diferencias entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires sobre la modalidad de la cuarentena. El gobierno porteño y de su par bonaerense, Axel Kicillof, tienen visiones distintas acerca de las restricciones que deberán continuar en el aislamiento obligatorio, cuya última extensión se vencerá este domingo.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli confirmó ayer en declaraciones televisivas que habrá una cita este miércoles entre Rodríguez Larreta y Fernández, y sobre la posibilidad de que se extienda el momento de esparcimiento de los niños.

En la Ciudad, las salidas de los niños están permitidas en casos de compras de víveres y alimentos siempre y cuando estén acompañados por sus padres. A mediados de mayo se dio el aval también para que los menores puedan dar paseos durante los fines de semana, aunque por el plazo de una hora y hasta 500 metros desde donde está radicado el domicilio.

Sin embargo, en las provincias del interior del país cuentan con regímenes de salidas recreativas para los niños y adolescentes más flexibles, debido a la baja cantidad de contagios de coronavirus y estar atravesando otra fase de la cuarentena.

A una semana del lanzamiento del plan nacional JugAR, que apunta a garantizar el derecho al juego a las infancias y adolescencias en aislamiento, Alberto Fernández reconoció que es “perturbador” para los niños estar “encerrados las 24 horas", por lo que las autoridades de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires fueron “implementando poco a poco” salidas con los padres.

El jefe de Estado indicó en declaraciones radiales que “la cuarentena supone un aislamiento y psicológicamente afecta” a los chicos, por lo que se realiza “un seguimiento desde el primer día” de esa problemática. La medida había sido recomendada por expertos de Unicef para evitar daños en la salud mental debido al encierro prolongado.

Mientras se acalora el debate sobre los alcances del aislamiento obligatorio, fuentes oficiales anticiparon que la agenda del Presidente continuará este miércoles, por la mañana, en la refinería Axion de la localidad bonaerense de Campana. La semana terminará con una recorrida por las provincias de La Pampa y Neuquén, aunque no se conocen los detalles de la agenda.

La visita a Neuquén fue anunciada oficialmente por el gobernador local, Omar Gutiérrez, quien confirmó que el Presidente arribará a la provincia el próximo viernes, luego de la visita a La Pampa.

Seguí leyendo: