El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez
El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez

Mendoza por ahora no tiene casos confirmados de pacientes contagiados con coronavirus. Por eso, para evitar que la enfermedad se propague, el gobierno tomó una serie de drásticas medidas y declaró a toda la provincia en cuarentena. Entre ellas, las autoridades dispusieron que cualquier persona que ingrese a territorio mendocino, ya sea sea desde el exterior o desde cualquier lugar de la Argentina, deberá autoaislarse obligatoriamente durante 14 días.

“Todos aquellos que vengan de lugares donde hay casos, cumplan la cuarentena. Los mendocinos también que viajen a Buenos Aires cumplan la cuarentena. Esta medida es la más importante en este para evitar contagios en Mendoza. Lo están haciendo otras provincias”, explicó el gobernador mendocino Rodolfo Suárez en diálogo con el periodista Luis Novaresio en radio La Red.

De cara al fin de semana largo, el mandatario advirtió que no va existir la posibilidad a los turistas de ingresar, ya que el aeropuerto está cerrado y no habrá alojamiento. “No va haber vuelos a Mendoza y la gente no tendrá medio por el cual llegar. Eso sí el que venga tiene que hacer cuarentena. No va a haber hoteles. Creemos que no va venir nadie. Es doloroso porque habíamos tenido picos de turismo en enero y febrero como nunca antes y esto nos causa un daño económico tremendo pero lo mas importante es la salud de la población. Si el objeto del viaje es placer o esparcimiento no va a ser posible”, aclaró Suárez, quien además explicó cómo van a controlar a los que ingrese a la provincia.

Los técnicos de laboratorio analizan una muestra para detectar un caso posible de coronavirus en el instituto Malbrán
Los técnicos de laboratorio analizan una muestra para detectar un caso posible de coronavirus en el instituto Malbrán

“Un gobernador no tiene la facultad de impedir la circulación a ningún argentino. Lo que sí tenemos es la facultad por una cuestión de salud pública, como lo venimos haciendo con los extranjeros y se ha venido haciendo, es que si alguien viene de un lugar donde circuló el virus, es que hagan la cuarentena. Por eso les hacemos firmar una declaración jurada al ingreso a la ciudad. Tenemos los datos y los chequeamos con la policía. Hay voluntarios que chequearán los datos del domicilio. La cuarentena es obligatoria. Si no, no sería posible hacerla cumplir”, agregó.

De hecho, las medidas son tan drásticas que incluso el gobernador decidió no viajar a Buenos Aires para la reunión convocada por el presidente Alberto Fernández. “Si yo viajo, deberé hacer cuarentena cuando vuelva. Por eso propuse propuse participar a través de una videoconferencia”, explicó el mandatario.

Las medidas decretadas por el gobernador no se limitan a la circulación de los visitantes. Según el decreto 384 publicado ayer en el Boletín Oficial, se decidió por ejemplo “la suspensión total de todo tipo de evento o reunión social, competencia, exhibición artística o deportiva, sean éstos al aire libre o en espacios cerrados públicos o privados”. Cerraron boliches bailables, casinos, salas de juego, cines, teatros, centros culturales, museos, peloteros o salones de eventos infantiles.

De igual forma, “los emprendimientos turísticos que alojen en la actualidad a visitantes provenientes de países extranjeros, el propietario de la empresa se encuentra en la obligación de comunicar esta situación diariamente” y se decretó que empleados de la administración pública y trabajadores del ámbito privado que tengan 60 años o más, o que se encuentren en los grupos de riesgo, gozarán de una licencia extraordinaria hasta el 31 de marzo de 2020.

Seguí leyendo